NO LE CORRAN A GURRIEL JR.: Le sacó 5 pasos en el plato a Nimmo

July 24, 2021
Los Blue Jays de Toronto confían plenamente en la defensa del cubano Lourdes Gurriel Jr.

Por Franco Miguel Alvariño

Los Blue Jays de Toronto confían plenamente en la defensa del cubano Lourdes Gurriel Jr., en especial, apuestan ciegamente por la potencia de su brazo, el cual está probado en el máximo nivel del mejor béisbol del mundo. De igual forma, los corredores se siguen arriesgando, prueban fuerzas o juegan al error, pero Gurriel Jr. cada vez es más certero y tienes menos piedad con sus rivales.

En la parte baja de la primera entrada, durante la visita de los canadienses al “Citi Field”, casa de los Mets de New York, Brandon Nimmo desafió al oriundo de Sancti Spíritus, Cuba.

El corredor aprovechó un imparable al jardín izquierdo de James McCann, para intentar anotar desde la intermedia. Lourdes Jr. atacó la bola desde que salió del bate. Con la misma agilidad que llegó a “Doña Blanca” entendió que su tiro debía ser al plato. Así lo hizo, disparó hacia el home plate y puso out al corredor.

Nimmo, tal vez sin conocer la trayectoria del cubano en las Mayores, se lanzó al suicidio hacia la goma. El coach de tercera no impidió la arriesgada carrera, por lo que se convirtió en cómplice del error.

El menor de los Gurriel, por su parte, hizo que la bola llegara a la mascota del receptor con tiempo de antelación. Reese McGuire no tuvo prisas, aseguró el tiro, y luego consiguió el out que evitó la primera anotación de los Mets en el encuentro

Antes de iniciar el choque, “Yunito”, acumuló 76 participaciones a la defensa, de ellas, inició como titular en 74 desafíos. A su vez, tuvo acción en 616 entradas completas, con un total de lances de 123 y solo dos pifias cometidas, para una efectividad de .984.

El jardinero de Toronto alineó en el juego como sexto hombre en la tanda. Luego de concluir esta nota, cuando su equipo ganaba 6×0 en la quinta entrada, acumulaba dos visitas al rectángulo de bateo sin poder conectar imparables, por lo que su promedio ofensivo había disminuido a .262.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba