Por Dency Milán/@DmilanFrom

Los Gigantes del Cibao (10-6) vencieron 4-3 a los Tigres del Licey (7-9) para certificar su pase a la final por segundo año consecutivo, en su propia casa, ante su amado público del estadio Julián Javier.

Los Tigres venían envalentonados al dejar eliminados a sus más acérrimos rivales las Águilas Cibaeñas, pero se encontraron con un tunero llamado Henry Urrutia inspirado y motivado a colocar de una vez y por todas a su equipo en la final de LIDOM.

Tres jonrones, dos dobles y nueve carreras remolcadas era su récord hasta que hoy bateó de 4-2, ambos dobletes, anotando una carrera y empujando tres de las cuatro que fabricó su equipo en la ansiada victoria. Urrutia de esta manera se vistió de héroe y se anotó el MVP del partido.

En los últimos dos partidos Henry compiló de 8-1, su promedio de bateo había caído por debajo de los .400, algo que había tenido en su poder durante todo el Round Robin, es verdad que el rendimiento que llevaba era por encima de muchos, pero la calidad del cubano es de sobra, pues en la última década es uno de los bateadores más consistentes de todo el béisbol invernal.

Los Tigres arrancaron delante en el inicio de la segunda entrada con jonrón de Normar Mazara, luego agregaron otra por sencillo de Sergio Alcántara en el tercer capítulo.  

En ese mismo tercer episodio Henry conectó su primer doble para remolcar al veloz José Siri, y luego anotó cuando Marcell Ozuna lo imitó con doblete al jardín izquierdo.

La escena estaba lista para un partido cerrado pero en su siguiente vez al bate el cubano Urrutia encontró dos corredores en base y conectó otro largo doble para romper el abrazo y empujar a Siri y a Hanser Alberto.

Con el encuentro 4-2, los Tigres fabricaron  otra en la sexta, para cerrar el marcador, que ya no se movería, y aseguraría a los Gigantes del Cibao, por segundo año consecutivo en la final del béisbol profesional en República Dominicana. Lo ganó Jim Fuller (1-0, 4,76), perdió Brandon Lawson (0-3, 12,46), salvado Juan Minaya (5).

En el encuentro el cubano Yasmany Tomás por los Tigres del Licey se fue de 4-0 con un ponche y dejó su promedio de bateo en .231.

En el otro partido de la noche las Estrellas Orientales (10-6) vencieron 11-4 a las Águilas Cibaeñas (5-11), para también certificar su camino a la final en su propia casa del Estadio Tetelo Vargas.

Yamaico Navarro con un jonrón y dos empujadas, además de Abraham Almonte de 5-3, dos dobles, una anotada y dos empujadas y Jeremy Peña de 3-2 con una anotada y dos carreras producidas, se destacaron el desborde ofensivo de 13 indiscutibles y 11 anotaciones.

Sexta victoria al hilo de las Estrellas Orientales que regresan a la final de LIDOM. El juego lo ganó Samuel Zazueta (2-0), lo perdió Cristopher Molina (0-1, 8,10).

De esta manera queda definida la final, mañana las Estrellas y Gigantes definirán en choque frente a frente quien se queda con la cima y la ventaja de locadia para la final.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba