Todo quedó entre cubanos: Urrutia enfrentó a un Maya soberbio. Resumen LIDOM

Por Jesús Alaín Fernández/@JesusLCA2017

Cuando con dos outs en la novena entrada el bateador emergente de los aguiluchos (Águilas Cibaeñas) Danny Vásquez conectó una recta sobre la zona baja y pegada y la hizo recorrer todo el camino hasta la pizarra ubicada en el centro del campo parecía que el juego podría extenderse más allá del tramo reglamentario.

Anteriormente un jonrón del jugador de los bravos de Atlanta Marcell Ozuna (4-1) ante el abridor de las Águilas, el cubano Yunesky Maya, había puesto a los potros delante bien temprano. “El Guerrero” lanzó otra extraordinaria pelota (5 EL, 4 H, 1 R) y rebajó su promedio en la postemporada hasta 0.59  y solo permitió daño ante un hombre que en el 2017 bateó 37 batazos más allá de las bardas en las Grandes Ligas de Béisbol jugando para los Marlins de Miami.  

Pero la historia se escribe entre grandes y Juan Francisco (4-1) devolvió el golpe en la parte conclusiva del capítulo de cierre. Jake Sánchez, líder en salvados en la temporada regular de la Liga Arco Mexicana del Pacífico, tuvo su debut en la novena pero el designado de los Gigantes le dio una bienvenida para nada afectuosa. Su jonrón dejó al campo a las Águilas y de paso permitió sumar la victoria ocho con solo dos reveses, además de mantener el invicto para los del Cibao en su casa del Julián Javier.

También el jugador de los Astros de Houston José Siri (4-2) conectó un cuadrangular y de esta forma todas las carreras de los líderes de la tabla llegaron por la vía del poder.

Muy interesante el pareo entre Henry Urrutia (4-1) y su coterráneo Maya. Un rodado a la intermedia fue el saldo de la primera comparecencia. En la segunda el tunero mandó un “palo” entre center y left, por el callejón, que rebotó en la cerca y le dio tiempo suficiente para hacer un doble sin mucho esfuerzo.

El resultado final de 3-2 pone a los Gigantes en posición envidiable en su camino a la final de la liga y a las Águilas a mitad del camino a casa.

En el otro encuentro las Estrellas Orientales sacaron el brillo y con tempranera ventaja se impusieron 5-3 a los azules del Licey. Los cinco primeros de la tanda de los paquidermos se encargaron de producir todas las anotaciones liderados por Robinson Canó (4-2, 2 dobles, 2 RBI) y Gustavo Núñez (3-3, 2 R, 1 R).

Por los felinos estuvo disminuida la productividad y solo Sergio Alcántara (2-1, 1 R, 1 RBI y 2 BB), Hanley Ramírez (4-1, 1 RBI) y Dawel Lugo (4-1, 1 RBI) pudieron producir anotaciones.

Tigres y Estrellas siguen muy de cerca haciendo un nudo en la parte central de la tabla de posiciones buscando acercarse a la final de la liga.

Ocho partidos restan y la clave está en los propios pies de cada equipo pues se estarán viendo las caras al menos en dos ocasiones más.

Para la cobertura completa, el resumen del resto de las jornadas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba