Presidente del INDER sobre la temporada de béisbol: «Como mínimo 50 juegos»

Mientras otros torneos deportivos comienzan hacer públicas sus variantes, la Serie Nacional sigue sin perder esa “maldita” costumbre de andar entre el misterio y el silencio

Mientras otros torneos deportivos comienzan hacer públicas sus variantes, la Serie Nacional de béisbol sigue sin perder esa “maldita” costumbre de andar entre el misterio y el silencio
Mientras otros torneos deportivos comienzan hacer públicas sus variantes, la Serie Nacional de béisbol sigue sin perder esa “maldita” costumbre de andar entre el misterio y el silencio (Foto: Calixto Llanes)

Por Darien Medina

   El inicio de la Serie Nacional de Béisbol continúa postergándose y ahora ya sabemos que no será antes del 31 de julio pero tampoco tenemos claridad de cuan distante de esa fecha podría estar marcado el anhelado comienzo.

   Este jueves el Presidente del Instituto Nacional de Deportes (INDER) Osvaldo Vento, compareció en el espacio televisivo Mesa Redonda donde informó algunas de las decisiones tomadas por su organismo en medio de la lucha contra la pandemia global por el COVID 19.

   Pocos aspectos quedaron despejados en torno a la venidera temporada cubana de béisbol, pues Vento fue muy escueto en la información relacionada al mayor espectáculo socio-deportivo del país.

   Lo que sí queda claro es que si hay pelota este año será luego del mes de julio. Esto, por un lado, es un tema que los amantes del béisbol entienden basándose en el peligro que supone en la Cuba de hoy comenzar a jugar sin saber a ciencia cierta cómo avanzará el tema de la pandemia; pero, por otro, queda la insatisfacción de que durante la espera vendrán muchas repeticiones de fútbol por Tele Rebelde y que solo habrá respiro algún que otro miércoles o domingo en la noche.

   En las declaraciones del máximo representante deportivo del país se especificó que, de haber oportunidad, la Serie de béisbol sería una vez más mutilada. Como mínimo se efectuarían 50 juegos, cifra superior a la cantidad que se venían llevando a cabo en la primera vuelta en la estructura anterior.

   Teniendo en cuenta esto y que, para evitar romper estructura nuevamente la siguiente temporada, debe jugarse en lo que queda de 2020, nos queda la duda de si se mantendrán las dos etapas y su consiguiente proceso de selección de refuerzos o si la solución estaría en una sola.

   La tarea no es nada fácil. Más allá de pensar que es momento de vacaciones para las autoridades del béisbol en la Isla, debemos imaginar que se rompen la cabeza para lograr que las piezas encajen. Ahora mismo, la situación se escapa de las manos de cualquier directivo.

   Vento comentó acerca de los chequeos semanales sobre la organización y aseguramiento del campeonato doméstico para el momento en que se defina su fecha de comienzo y aclaró que “esta será una serie atípica, siempre habrá un momento para la preparación de los atletas para que no se afecte la calidad de este espectáculo, (ese período) nunca será menor de seis semanas” y anunció que se estudian tres variantes de las cuales no adelantó más detalles.  

   Así de incógnita como es la situación epidemiológica mundial se presenta el escenario deportivo en el país. Surgen entonces interrogantes como: ¿Podrá asistir público a los estadios? ¿Se disminuirán las distancias de traslado de los equipos o solo jugarán por zonas? ¿Reducirán el número de innings de nuestro béisbol?

   Para algunos no sería descabellado suspender totalmente la Serie este año, aunque eso implique que los atletas estén sin actividad durante todo este tiempo y los aficionados deseosos de ver acción.

Esos se basan en la teoría de los gastos que conlleva nuestro mayor espectáculo y que pudieran dedicarse a asuntos más urgentes y que en estos momentos adquieren mayor relevancia.

   Otros piensan que a toda costa debe llegarse a una solución  para cuando sea superada o, al menos, controlada la pandemia.

   Lejos de ofrecernos claridad, el adjetivo “atípica” nos confirma lo difícil que están siendo los tiempos actuales. Pero, mientras otros torneos deportivos comienzan hacer públicas sus variantes, la Serie Nacional de béisbol sigue sin perder esa “maldita” costumbre de andar entre el misterio y el silencio.

Juegos Olímpicos

   En el referido programa de televisión también se trataron otros aspectos como es el caso de los Juegos Olímpicos, el torneo deportivo de mayor envergadura afectado por la pandemia.

   Como trascendió desde el pasado marzo, la edición de Tokio quedó aplazada para el siguiente año y sobre este tema el presidente del INDER informó que se mantienen en la preselección olímpica 253 atletas en 23 deportes; 41 deportistas ya clasificados no pierden su boleto olímpico, de ellos 14 en atletismo, cuatro en canotaje, dos en gimnasia, 12 en lucha, dos en pentatlón, uno en taekwondo, uno en ciclismo y cinco en tiro.

   Informó además que existen 53 atletas estratégicos los cuales están priorizados. Vento Montiller aseguró que mantienen “un buen estado anímico y psicológico” y que 25 de ellos tienen potencialidades de obtener medallas en la cita bajo los cinco aros.

   De igual manera, reafirmó que se le hace seguimiento a la reprogramación por parte de las federaciones internacionales sobre los procesos clasificatorios pendientes en donde apuntó “existe mucha incertidumbre”.

Otros temas

   Son 47 los atletas cubanos amparados por el INDER en ligas profesionales que permanecen en el extranjero y a los cuales se les está dando un seguimiento especial a través de las respectivas embajadas y consulados al igual que a los 447 colaboradores distribuidos en 14 países, la mayoría de ellos en Venezuela.

   En correspondencia con la información ofrecida con anterioridad, Vento explicó que un total de 252 eventos deportivos, entre ellos 11 internacionales, fueron suspendidos.

   En otro momento del programa fue explicado a grandes rasgos como estaría concebido el reinicio del curso escolar en las escuelas deportivas en cada una de sus etapas.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*