Por Aliet Arzola Lima

El cubanoamericano J.D. Martínez ha visto caer de manera considerable su producción de extrabases en el 2022, al punto de que esta puede ser su temporada de 162 partidos con menos batazos de estas características desde el 2013. Sin embargo, el slugger de Boston sigue siendo un peligro, justo como ha demostrado este martes en el Great American Ball Park de Cincinnati.

En la casa de los Reds, Martínez logró su primer triple del año en su segunda comparecencia al plato frente a Nick Lodolo, a quien castigó después con un jonrón solitario. Para los curiosos, el cuarto madero de Boston no facturaba un duelo con triple y cuadrangular desde hace más de tres años, cuando lo hizo frente a los Yankees, pero de eso hablaremos más adelante.

J.D. abrió el choque en Cincinnati con la pólvora mojada, pues fue retirado por la vía de los strikes en el mismo episodio de apertura. No obstante, poco tardó en carburar y en su siguiente turno despachó un largo batazo de 405 por todo el jardín central que montó al patrullero Nick Senzel, quien no corrió con mucha fortuna, porque se golpeó con las cercas y dejó la bola suelta.

Martínez aprovechó este detalle y corrió sin parar hasta la antesala para lograr su primer triple del año y el número 21 de su carrera en Grandes Ligas. Además, remolcó la primera anotación de los Red Sox y llegó a 54 impulsadas en el curso.

Como detalle llamativo, este es el cuarto batazo de más de 400 pies de Martínez que no ha sido jonrón durante la presente campaña:

* El 27 de mayo conectó un doble frente a Baltimore que recorrió 408 pies por el bosque central del Fenway Park.

* El 16 de julio conectó un elevado a 400 pies por el jardín central del Yankee Stadium que fue capturado por Aaron Judge.

* El 26 de agosto conectó un elevado de 404 pies por el jardín central del Fenway Park que fue capturado por José Siri (Tampa Bay Rays).

En la era Statcast (desde el 2015), J.D. ha pegado 23 batazos de más de 400 pies que no han sido jonrones. El más largo fue una conexión de 429 pies por el jardín central del Comerica Park, en Detroit, donde montó al patrullero Shane Robinson (Angels) y consiguió un doble el 8 de junio del 2017.

Por cierto, ese estacazo es el segundo más largo de la era Statcast que no ha sido jonrón en MLB, solo superado por sendas conexiones de 430 pies de Carlos González (Colorado Rockies) y Shin-Soo Choo (Texas Rangers). El venezolano logró un doble en el Coors Field el 20 de agosto del 2017, cuando montó al patrullero central de Milwaukee; mientras el coreano falló en un elevado al derecho a las manos de Yasiel Puig el 15 de junio del 2015.  

En el partido de este martes contra Cincinnati, J.D. Martínez también conectó un jonrón de 420 pies contra una sinker (94.6 mph) de Nick Lodolo. De esta manera, el cubanoamericano de los Red Sox se apunta su quinto choque con al menos un vuelacercas y un triple en Grandes Ligas.

J.D. no lograba conjugar estos dos batazos en un mismo encuentro desde hace más de tres años. La última vez que lo consiguió fue el 26 de julio del 2019 en un duelo entre Boston y los Yankees. Además de esa ocasión, el 12 de septiembre del 2014 también pegó triple y jonrón en un partido frente a Cleveland, y repitió dos veces la fórmula en el 2017 contra los White Sox y los Royals.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba