Por Gian Franco Gil

Irvin colocó en cuenta de una bola y un strike al experimentado bateador oriundo de Cienfuegos, Cuba. Entonces, seleccionó su cambio de bola para intentar dominar al defensor del primer cojín. «Pito hizo contacto con el envío, que llegó hasta su bate con una velocidad de 82.3 mph, y lo dirigió hacia la banda izquierda del terreno.

De esa forma, Abreu, con su batazo 33 de dos cojines, superó a su compatriota Lourdes Gurriel Jr. e igualó con el venezolano José Altuve. Mientras, se colocó a dos del conocido Yulieski Gurriel, líder entre los cubanos que juegan en la Gran Carpa de los Estados Unidos. Con su actuación en la jornada dominical, Abreu alcanzó la cifra de 165 inatrapables en la presente campaña. Por ello, se ratificó en el puesto número del principal torneo de béisbol en el planeta. Asimismo, continuó como líder indiscutible entre los bateadores antillanos que se desempeñan en ese béisbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio