CAPRICHOS del Beisbol: José Abreu enfrentará a su antiguo equipo en Opening Day, White Sox HABLARON

Por Migue Guerra

¡Menos de 24 horas nos separan del grito de Play Ball en las Grandes Ligas de Beisbol!

Es innegable la felicidad y el regocijo que inunda a todos los fanáticos del deporte de las bolas y los strikes.

Luego de varios meses de inactividad, finalmente este jueves 30 de marzo, los 30 equipos de MLB verán acción en el Opening Day.

Donde los cubanos también buscarán superar la destacada actuación de la pasada temporada.

Contando desde el primer día hasta el inolvidable triunfo de los Astros en la Serie Mundial, de la mano de Yordan Álvarez y Yuli Gurriel.

El cienfueguero por primera vez en su carrera en la Gran Carpa, vestirá un uniforme diferente al de los Chicago White Sox, equipo con el que debutó en el 2014 y jugó durante nueve temporadas consecutivas.

En esos años «Pito» dejó una marca imborrable con los «Stros».

Ganador del «Jugador Más Valioso», tres veces «Todos Estrellas», «Jugador del Año de la MLB», «Novato del Año» y tres «Bates de Plata», por solo mencionar los más importantes.

Además, todos esos premios corresponden con unos números muy notables, en 1270 juegos y 4954 turnos al bate conectó 1445 imparables.

Entre estas conexiones resaltaron 243 jonrones, 863 carreras impulsadas y 697 anotadas.

Culminó con una notable línea ofensiva .292/.354/.506 (AVG/OBP/SLG).

Por obras del destino, este 30 de marzo en el Opening Day, José Abreu rivalizará con ese equipo en el que tantos buenos momentos vivió.

Pues los Astros se verán las caras ante los Medias Blancas de Chicago en el Minute Maid Park de la ciudad de Houston.

Opiniones de José Abreu desde los White Sox

Este último, en declaraciones previas al encuentro se refirió a la sensación de enfrentar a José Abreu quien fue su compañero durante cuatro años.

«Será interesante. Es una leyenda de los Medias Blancas».

«Es como ver a Jordan con el uniforme de los Wizards».

Sabemos lo que «Pito» es capaz de hacer en un terreno de beisbol y a sus 36 años aún tiene mucho que brindar.

Sin embargo, esta temporada tiene un toque diferente, pues el cubano estaría más cerca de luchar por un campeonato de Serie Mundial en un equipo sumamente dominante en los últimos años.

Lo que representaría «la cereza en el pastel» para la estelar carrera del que es considerado uno de los mejores bateadores antillanos que han jugado en la MLB.

Scroll al inicio