HIZO MAGIA: José Iglesias completó excelente fildeo en su nueva casa

Por Gian Franco Gil

Tener a José «Candelita» Iglesias en el campo corto es una seguridad para cualquier director de las Grandes Ligas. Entre sus principales herramientas, el cubano cuenta con un guante «mágico», un alcance que le permite llegar a batazos distantes de su posición y un brazo certero y potente, que le facilita completar con éxito las jugadas más difíciles.

En la jornada dominical el cubano se volvió a lucir. La novena entrada del duelo entre los Rockies de Colorado y los Cachorros de Chicago sirvió como escenario. Su equipo perdía 6×4. Bateaba Frank Schwindel. El cuadro de Colorado defendía de forma atípica. Antesalista, torpedero y camarero se encontraban entre la segunda y tercer almohadilla, un típico shift.

El bateador hizo contacto. La bola salió por el centro del terreno. Pasó al lanzador. Llevaba fuerza e intención de avanzar hasta las manos del jardinero central, pero Candelita no lo permitió. Reaccionó rápido, le imprimió velocidad a sus piernas, estiró su guante y capturó la bola, justo antes de que tocara el césped de la pradera central.

También te puede interesar: LANZÓ UN PERFECTO: Néstor Cortés Jr. inscribió su nombre en la historia de los Yankees

Iglesias llegó incómodo al roletazo. Con el movimiento tuvo que girar completamente, localizar la primera almohadilla y soltar la esférica en el aite. La pelota llegó con tiempo. El defensor del primer cojín estiró sus extremidades y completó la joya defensiva, para beneplácito de los aficionados presentes en el Coors Field, nueva casa del representante de la Mayor de las Antillas.

Durante los primeros partidos de 2022, el antillano acumula seis encuentros en la posición número seis se los Rockies de Colorado. En esos desafíos exhibe un discreto promedio defensivo de .935, muy lejos de lo que acostumbra conseguir en las temporadas de MLB. En 31 lances ha cometido dos pifias, pero ha 22 asistencias y cinco jugadas de doble matanza.

Mientras, luego de nueve años en el principal béisbol del planeta, José Iglesias presenta solamente 64 errores en 3398 lances, para un elevado .981, en la posición de torpedero. Además, en 903 juegos jugados y 7523 entradas, ha completado 499 doble plays. En tanto, su mejor temporada fue en el 2016 con los Tigres de Detroit, cuando solamente cometió 5 pifias en 574 oportunidades y promedió .991.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio