El primer hit del dominicano con los Padres llegó en el octavo episodio, con dos outs en la pizarra, un corredor en la inicial y cuenta favorable de dos bols y un strike, cuando le hizo swing rápido a una recta de 100 mph lanzada por el relevista de Colorado, el derecho Carlos Estevez y soltó un cepillazo hacia el jardín derecho, que se convirtió en su imparable número 570 en la Gran Carpa.

Soto llegó muy contento a la inicial de haber sumado al menos un imparable en su partido de debut con su nueva franquicia. Josh Bell, también adquirido este martes, alineó como cuarto bate e inicialista y se fue de 2-0 con dos bases por bolas, un ponche y par de anotadas. En tanto, Brandon Drury, conectó un Grand Slam al primer lanzamiento que recibió con los Padres, en tres turnos al bate, ubicado como séptimo y bateador designado.

«Me trae muchas emociones», dijo Soto. «Se siente increíble, toda la multitud y todo. Fue un momento increíble para mí, cómo me vitorearon», agregó sobre el recibimiento del público en Petco Park.

«Con la buena alineación que tenemos, incluso cuando recibo boleto, podemos hacer daño. Me alegro de estar aquí. Estoy listo para seguir haciéndolo. Buena suerte a los demás lanzadores», concluyó Soto.

Soto batea en la presente temporada de MLB 2022 para un average de .246, con 21 jonrones y 46 empujadas, además de 93 bases por bolas recibidas, lídera absoluto de las Grandes Ligas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba