LA DISCUSIÓN ENTRE Leonys Martín y Francisco Lindor, en detalles

Francisco Lindor decidió apuntar con el dedo y gritarle a Leonys Martín, en lo que la prensa ha decidido llamar “acto de liderazgo”, cuando es todo lo contrario, pues ese tipo de asuntos se ventilan después del juego, lejos de las cámaras

Francisco Lindor decidió apuntar con el dedo y gritarle a Leonys Martín, en lo que la prensa ha decidido llamar “acto de liderazgo”, cuando es todo lo contrario, pues ese tipo de asuntos se ventilan después del juego, lejos de las cámaras
Francisco Lindor decidió apuntar con el dedo y gritarle a Leonys Martín, en lo que la prensa ha decidido llamar “acto de liderazgo”, cuando es todo lo contrario, pues ese tipo de asuntos se ventilan después del juego, lejos de las cámaras (Web Screen Shot)

Por Daniel de Malas / swingcompleto@gmail.com

Los Indios de Cleveland anda envuelto en una buena racha, aunque a decir verdad tienen equipo para pasear en el la División Central, pero este jueves a Francisco Lindor se le ocurrió descargar su frustración con el cubano Leonys Martín, en teoría haciendo su papel de líder.

El partido ante estuvo colmado de jugadas tontas. En el caso de Leonys, el villaclareño fue a cortar un batazo al que no pudo llegarle y por un instante (ni siquiera un segundo), aminoró la marcha, molesto por no haberla atrapado, acto seguido la jugada continuó.

Los Rangers salieron por la puerta ancha,  con pizarra de 4 carreras por 2 y Cleveland tuvo una bronca en el banco.

El asunto es que Francisco Lindor decidió apuntar con el dedo y gritarle a Leonys Martín, en lo que la prensa ha decidido llamar “acto de liderazgo”, cuando es todo lo contrario, pues ese tipo de asuntos se ventilan después del juego, lejos de las cámaras.

Jugadores y coaches tuvieron que interponerse, para que la sangre no llegara al rio.

Lógicamente Lindor es la figura y uno de los peloteros adorados por los medios, así que nadie espere comentarios desfavorables sobre su actitud publica tan destructiva.

Irónicamente José Ramirez, en otro momento del partido, pegó un elevado y decidió no correr fuerte, el segunda base de los Rangers, Rougned Odor, dejópicar la pelota y el palomon pasó de ser un out a facturar dos.

Nadie vio a Lindor gritándole a Ramírez. ¿Dónde se metió el liderazgo del boricua?

Después del partido Leonys no quiso dar declaraciones, afirmando que “si discutimos, pero no quiero hablar de eso”.

Lindor, con su sonrisa habitual, al preguntarle sobre la discusión dijo que: “Le dije que me gustaba su colonia y él me dio las gracias”. Haciendo su papel complaciente y de buen muchacho ante los medios.

Esta pelea le puede costar caro a Leonys que anda bateando por debajo de 200 y en este caso no es el favorito de la prensa, esperemos todo haya quedado allí. Tengamos fe.

Sin más por ahora,

Daniel de Malas Andreu

4 Comments

  1. Todo el que ha jugado pelota sabe que son cosas de juego que se discuten en el momento, en el dugout. Que las camaras se metan y lo vean es otra cosa. Pero esperar al clubhouse, a que todo se enfrie, no ayuda en nada. Fijate que en el proximo batazo, Leonys hizo una jugada buenisima chocando contra la verja. Cualquiera lo podria entender como que entendio el mensaje y en ese sentido, la discusion surtio un efecto positivo. Aparte, no todo el mundo ejerce el liderato de la misma manera y no sabemos porque Lindor reacciono asi con Martin y no con Ramirez.

  2. Esa bola no la cojia nadie no le dijo nada a Ramirez porque es su paisano.Esta bueno ya de querer cinfundir ese Lindor no es nadie seguro k unos de los tantos k usan esteroides.

  3. He visto el video, y como toda jugada contra las cercas, crea cierta inseguridad en el jugador que trata de defenderse y a la vez capturar la pelota. Creo que Martín hizo lo que pudo y al ver a su compañero tomar el rebote pues siguió la jugada y nada más, no tenia otra cosa que hacer. Lindor no actuó correctamente, no estoy de acuerdo en lo que dice alguien de que esto se discute en el desarrollo del juego, no todos los equipos tienen una reunión para esos análisis. Quizás si Martin estuviera bateando sobre 300 y 50 RBI esta reclamación no se hacia. Lindor hizo leña del árbol caído.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*