Vladimir Guerrero Jr vs. Yordan Álvarez: Mucha bulla uno, batazos reales el otro

El dominicano vende más, el cubano se lo tiene que ganar. Dos caminos al mejor beisbol del planeta, con dos historias muy distintas, desde los apoyos y la promoción, hasta la bandeja de plata y el sacrificio

El dominicano vende más, el cubano se lo tiene que ganar. Dos caminos al mejor beisbol del planeta, con dos historias muy distintas, desde los apoyos y la promoción, hasta la bandeja de plata y el sacrificio
El dominicano vende más, el cubano se lo tiene que ganar. Dos caminos al mejor beisbol del planeta, con dos historias muy distintas, desde los apoyos y la promoción, hasta la bandeja de plata y el sacrificio

Por Alexander García Milián

Cuando llegó fue todo, fue un trueno espantoso que prometía una tormenta del siglo; cuando llegó solo dio un sencillo en su último turno y tal parecía la decisión de una Serie Mundial; cuando Vladimir Guerrero Jr. llegó, según muchos, no había más nada…pero…

Ahora mismo veo sus dos caras, sus rostros morenos, su estatura inmensa, su ímpetu, su juventud, sus rasgos latinos que van por encima y hablan una, dos, diez palabras jocosas, once burdas, quince sobre la vida, cien, mil sobre béisbol; Yordan Álvarez, flash back, flash forward, Vladimir Guerrero Jr.

Entonces… cuando Yordan Álvarez llegó y miró el terreno, sonrió, se puso serio y volvió a sonreír, así, con total tranquilidad entró a jugar su primer partido en la MLB, en las Grandes Ligas y la mando a volar bien lejos; cuando el guajiro tunero llegó, fue una brisa suave, ligera, pulcra, llegó sin muchos bombos, dando palo en las Ligas Menores pero sin mucho bombo, ya, lo de dar palos es un ritual; aún no se mira bien, pero es un monstruo el muchacho, es mucho más que esa promesa que emergió un día cualquiera, una noche cualquiera, allá por tierra de la caldosa.

Los dos llegaron, uno primero, Vladi Jr., el otro después, Yordan; llegaron y el mero hecho de llegar es importante, pero el dominicano traía consigo toda una parafernalia de publicidad, de rayos, centellas, fuegos artificiales; hasta el sol de hoy, pienso que ha vivido más de eso… el otro, el criollito Álvarez, quizás medio asustado, tal vez sin creer que estaba ya en el primer nivel, no ha dado lugar a las especulaciones y para sentarlo Hinch mira arriba, bien arriba y le pide consejos a Dios, pienso, río.

Guerrero batea, es buen jugador, pero no es el Dios que han querido imponer en los diamantes de las Grandes Ligas.

Yordan batea, de pronto es un fenómeno, a palo limpio, sin más promoción que la de los Astros, los pocos medios de prensa cubanos que siguen la MLB y la Florida (esa provincia de Cuba extraoficial).

Todo es parte de un show, Vladimir Guerrero va a Cooperstown, su hijo venía despuntando y ya era figura igual que su padre, los medios lo veían así, la gente también, el juicio algo nublado, contra San Francisco el pequeño la manda par de veces a la bahía, Yordan Álvarez se acomoda y sigue dando jonrones desde que debuto, la vida sigue, el show, ese del comienzo, también.

El dominicano vende más, el cubano se lo tiene que ganar. Dos caminos al mejor beisbol del planeta, con dos historias muy distintas, desde los apoyos y la promoción, hasta la bandeja de plata y el sacrificio.

Yordan casi que rompe marcas de la franquicia, de Cuba y hasta de la MLB a diario, pero leemos «Vladimir Guerrero Jr. contribuyó a romper récord de la MLB con un jonrón».

Un récord de 1120 bambinazos en un mes, de todas las nacionalidades y edades, pero el más importante es el del dominicano.

Nadie de los que lo valoró como «el mejor prospecto de la historia» se quiere equivocar. Hay que ensalsarlo, hasta los fouls.

Cuando llegaron, fueron esto y aquello, la lluvia y el fuego, el agua del río, un pozo ciego; cuando llegaron entre la espera y la sorpresa se disiparon algunas dudas, comenzaron a surgir miedos, refulgieron cruentas incertidumbres.

El tiempo es el que dicta sentencia, el único que en materia de justicia da la última palabra, ya los dos chicos están en el Big Show, la temporada no va ni por la mitad, luego del juego 162, veremos que nos dejó este face to face, Vladimir Guerrero Jr. vs Yordan Álvarez.

Nos vemos a la vuelta.

4 Comments

  1. Pura envidia y fanatismo.
    Los cubanos han venido a competir en este béisbol contra los dominicanos, pero ya estos están muy por encima de los que en el pasado fueron los reyes del Caribe. Dejen su envidia y permitan que estos jóvenes crezcan en el beisbol.

    • Creo que tus comentarios son venenosos, Vladi jr es un joven cin mucho talento, el desde que lo firmaron a demostrado sus condiciones, desde que llegó a clase A, demostró sus condiciones, que feo se ve lo que escribe, el hecho que Alvarez que tiene sus condiciones también, es feo lo que escribe. Fueron los periodistas de grandes ligas y las cadenas y la prensa fe este país, que le has hecho toda ese show como tu dices. No nos ofenda, para mí no eres profecional de la crónica deportivas, por qué uno no hablas como tu

  2. Francisco no se si nacionalidad pero igual me voy a tomar el trabajo de contestarle,los cubanos le enseñamos a los Dominicanos a jugar Béisbol igual a PR,en el 61 llegó el Castro mayor y rompió con GL,y ahí comenzó una etapa en la que GL puso sus ojos en RD,academias y un largo etc,cosas que a la larga dieron sus frutos,fueron 60 años desvinculados,pero aun así Cuba siguió dando beisbolistas ( y no solo esto,vea el historial del medallero olímpico de Cuba),pero aun así hubo huellas cubanas con los pocos que dieron el brinco algunos ya en edad avanzada,El Duke Hdez es el referente de mayor valía,no obstante a pesar de los pesares,ya somos en poco tiempo el 3er país extranjero con más peloteros en MLB por encima de Japón,Canadá y Korea que nunca detuvieron su desarrollo ni su vínculo,no le dice nada esto??,y una armada en Ligas Menores pidiendo pistas,el artículo mayormente trata como el nombre,la historia y el apellido cuenta a veces,en la fabricación de un “ídolo de masas” prensa y propaganda de por medio,y esto no le resta un ápice a la calidad de Guerrero Jr,pero sin dudas hubo bastante fireworks y titulares en Marquesina para la llegada de alguien que al igual que el Tunero tendrán que demostrar de que van sus carreras,este muchacho estaba haciendo historia en ligas menores y su llegada a arriba ni fu ni fa,pero mejor así,que vaya haciendo historia con sus batazos,envidia dice ud??,no mi amigo,como mismo dice el artículo,el tiempo se encarga de poner cada cosa en su sitio,créame si el cubano es un fake,con la misma intensidad que le he respondido hoy ,vendré a este sitio a decir con la misma vehemencia,mis saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*