Líderes se METIERON en aprietos, Torres FUE un GIGANTE, ataque FEROZ de Piratas y Elefantes. Resumen Serie 61

Por Aliet Arzola Lima

Joyas monticulares de Yosvani Torres, Hermes González y Erluis Blanco permitieron a Pinar del Río, Cienfuegos y Granma salir airosos en la jornada de jueves en la 61 Serie Nacional de Béisbol, la cual vio caer a tres de los cinco primeros lugares en la tabla de posiciones.

Cocodrilos, Avispas y Tigres no pudieron hacer la cruz, por lo que el pelotón de avanzada se cerró un poco más. La fecha, por cierto, dejó dos batazos históricos para Yordanis Samón y Luis Felipe Rivera, quienes se volaron las cercas y consiguieron marcas importantes en sus carreras.

Otro día en la oficina para Yosvani Torres

Se subió Yosvani Torres a la lomita del parque Capitán San Luis y los Toros de Camagüey no pudieron ni asomar la cabeza. El derecho vueltabajero controló la situación como suele hacerlo, dibujando sus pitcheos en los límites de la zona de strike y golpeando permanentemente la zona baja, lo cual le permitió sacar 13 outs por conexiones de rolling. ¡Impresionante!

Torres no regaló boletos, ponchó a cuatro efectivos agramontinos y solo permitió una carrera por el jonrón 200 en Series Nacionales de Yordanis Samón. Para mayor fortuna, los Vegueros le dieron por fin un día tranquilo a su lanzador estrella, quien había recibido muy pobre apoyo ofensivo (anotaban solo 2.01 carreras por cada nueve entradas en sus anteriores presentaciones).

El receptor Yoel Frontela lideró el ataque pinareño con dos imparables y tres remolques, mientras Luis Pablo Acosta y Pedro Luis Dueñas impulsaron dos cada uno en un festín de 14 hits y 11 carreras frente a seis tiradores agramontinos.

Fue una tarde aciaga para el pitcheo del plantel que conduce Miguel Borroto, pues, además del castigo de los maderos occidentales, regalaron 11 boletos, propinaron un pelotazo y cometieron un wild pitch. A los serpentineros de los Toros les batean para .317, penúltimos detrás de Holguín (.322), con un desastroso promedio de 11,63 hits permitidos por cada nueve entradas, el peor de todo el campeonato.

No es de extrañar entonces el récord de 12-16 que exhibe Camagüey, ubicado en el lugar 13 del torneo y necesitados de dar un giro de timón si no quieren quedarse sin opciones de clasificación. Pinar del Río, por su parte, va flotando en la mitad de la tabla, aunque es una incógnita si podrán sostener el paso en caso de que sus principales lanzadores salgan contratados a Europa.

Box Score

Granma toma el Victoria de Girón

Cuando más lo necesitaban los actuales campeones de la pelota cubana, el lanzador Erluis Blanco se encaramó en la lomita del parque Victoria de Girón y contuvo a la diezmada ofensiva de los Cocodrilos de Matanzas, a quienes la temporada se le puede hacer muy larga en medio de tantas ausencias por contratos.

Blanco no tenía ni diez entradas lanzadas en el campeonato, pero el mentor Carlos Martí le dio la responsabilidad de abrir el duelo de este jueves, decisivo en el cotejo particular entre granmenses y matanceros, que marchaba igualado a dos victorias por bando. El derecho no desentonó y caminó seis y un tercio, en los que no regaló boletos, ponchó a tres rivales y toleró dos limpias.

Su equipo lo respaldó y en la mitad del choque estaban delante 3×0, gracias a remolques de Alexquemer Sánchez, Iván Prieto y Osvaldo Abreu. Los yumurinos descontaron por hit de Javier Camero que impulsó a Erisbel Arruebarrena y Yadir Drake, pero se quedaron con las ganas ante el pitcheo bajo y controlado de Blanco.

La puntilla llegó en el noveno por imparables de Pedro Almeida, Leonardo Alarcón y de nuevo Abreu, quien remolcó su segunda carrera de la tarde. Del resto se encargó el cerrador Carlos Santana, quien siempre tuvo hombres en posición de anotar, pero logró sacar los outs importantes bajo presión.

De esta forma, Granma gana su primera subserie desde mediados de febrero, aunque todavía están fuera de los puestos de clasificación. Con balance de 14-14, los Alazanes se encuentran abrazados con La Isla y Pinar del Río, justo por detrás del Sancti Spíritus, Industriales y Artemisa, quienes comparten los lugares del seis al ocho con 14-13.

Box Score

Emboscada de los Piratas en el Labra

En un partido con 40 jugadores embasados –22 hits, 16 boletos y dos pelotazos– entre los dos equipos, Isla de la Juventud aprovechó su condición de local en el parque Cristóbal Labra y ganó su segundo juego de la presente semana contra los Tigres avileños, en esta oportunidad con marcador de 9×7.

Los Piratas hicieron la cruz gracias a una ofensiva de 15 imparables, entre ellos dos dobles y un cuadrangular, con particular destaque para Eliseo Rojas y Yasmani Viera, quienes anotaron par de veces cada uno y pegaron dos y tres cohetes, por ese orden.

Precisamente, Viera abrió el marcador en el segundo episodio, cuando se embasó por tubey y después anotó gracias un sencillo remolcador de Dainier Gálvez, aunque los avileños respondieron rápido e igualaron las acciones en el tercero por un remolque de Raúl González.

En esa propia entrada, los pineros volvieron a la carga y fabricaron un racimo de cuatro carreras por un grand slam del veterano Luis Felipe Rivera, quien se convirtió en el segundo jugador con más imparables en la historia de Isla de la Juventud. El inicialista –hoy designado– le desapareció la pelota por el bosque derecho al abridor de los Tigres (Luis A. Marrero) y llegó a 2027 hits en su larguíma trayectoria por los clásicos domésticos.

Rivera rompió el abrazo con Michel Enríquez (2026) en el segundo lugar de los bateadores pineros con más hits en Series Nacionales, y ahora tiene a tiro al líder de todos los tiempos en el territorio: Alexander Ramos (2030).

Pero la película del juego estaba lejos de terminar con ese batazo. De hecho, los pupilos de Yorelvis Charles ripostaron rápido con seis anotaciones en el cuarto capítulo, en el que recibieron cuatro boletos y un pelotazo y pegaron cuatro imparables, incluido un jonrón con la casa llena de Yudiel González.  

El intercambio de golpes no cesó. Los Piratas volvieron a tomar la delantera con tres anotaciones en el quinto, una por elevado de sacrificio de Laidel Águila con Leonardo Urgellés en la antesala, y otras dos por doble de José Luis Bring. Ya en el sexto los anfitriones pusieron cifras definitivas gracias a otro fly de sacrificio de Dainier Gálvez.

Siete jugadores de la nave pirata pasaron al menos una vez por la registradora, y los nueve titulares conectaron al menos un hit frente al pitcheo avileño, que además embasó a otros cinco corredores por un pelotazo y cuatro boletos.

No obstante, si hablamos de descontrol hay que apuntar directamente al pitcheo de La Isla, que regaló 12 pasaportes gratis y un deadball. Por suerte para ellos, la defensa fabricó tres jugadas de doble play y limitaron considerablemente los daños.

A pesar de la derrota, Ciego de Ávila se mantiene entre los cinco primeros del campeonato con balance de 16-12, mientras los pineros (14-14) se aA pesar de la derrota, Ciego de Ávila le gana 3-2 el duelo particular a los Piratas y se mantiene entre los cinco primeros del campeonato con balance de 16-12, mientras los pineros (14-14) se acercaron a medio juego de la zona de clasificación.

Box Score

Elefantes aplastan a las Avispas

Antes de cumplirse el primer tercio de juego, los Elefantes de Cienfuegos ya tenían seis carreras contra el pitcheo santiaguero, que no pudo aguantar el empuje ofensivo de los sureños, vencedores a la postre con pizarra de 11×2.

Pavel Quesada y Yusniel Ibáñez remolcaron las primeras anotaciones de los cienfuegueros en el mismo episodio de apertura con sendos imparables, y abriendo el segundo Dany Oramas dio un avance de lo que venía con un jonrón solitario. Después de ese batazo, los Elefantes fabricaron otras tres con conexiones remolcadoras de Juan Miguel Soriano, de nuevo Ibáñez y Pedro González.

El marcador abierto le permitió a los sureños jugar sin tensiones, aprovechando las brechas del pitcheo indómito, que regaló siete boletos y dio par de pelotazos, además de cometer dos wild pitch. Los lanzadores santiagueros soportaron un castigo de 17 imparables (seis hombres con multi-hits), entre ellos tres dobles y un vuelacercas.

Dos de los tubeyes fueron a la cuenta de Yusniel Ibáñez, quien pegó tres hits en total, con una anotada y par de propulsadas. Luis Vicente Mateo también estuvo activo como hombre proa, pues se embasó cinco veces y pisó tres veces la goma.

Desde la lomita, Hermes González lanzó seis capítulos y solo toleró tres inatrapables, con igual cantidad de ponches, un boleto y dos pelotazos. El derecho permitió una carrera y se convirtió en el primer lanzador del campeonato con seis victorias. Además, es líder absoluto en entradas lanzadas (47,2) y se ubica entre los cinco punteros en efectividad (1,89).

Aunque se mantiene en el sótano, Cienfuegos toma un aire con el triunfo, que le permitió igualar a Holguín y Guantánamo en balance de victorias y derrotas (9-19). Por su parte, las Avispas siguen titubeando (llevan seis derrotas en los últimos diez partidos), pero siguen en la parte alta de la tabla, a juego y medio de los líderes matanceros.

Box Score

En otros resultados de la jornada, Las Tunas venció por segunda jornada consecutiva a Artemisa 6×2, Villa Clara siguió con su paso arrollador y le pasó la escoba a Guantánamo 4×1; los Gallos evitaron que les ocurriera lo mismo ante los Azules y vencieron 5×3 y Mayabeque se recuperó del KO de la fecha anterior y se llevó la serie ante los Cachorros, hoy con marcador de 9×4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba