Por Marcos Conde

Precisamente Luis Robert partió como tercer bate y jardinero central en la alineación de los White Sox y fue clave para romper el hielo y poner en el marcador a los suyos. Cuando corría la parte alta de la tercera entrada el cubano llegó al cajón de bateo con dos outs en la pizarra y corredores en la intermedia y la antesala a enfrentar al relevista de los Giants, Sean Hjelle. Ante envío de 84 mph del mismo, Robert ajustó y sacó una conexión de poca fuerza pero muy bien colocada al jardín derecho que sirvió para remolcar a los dos hombres que se encontraban en bases.

De esta manera los patiblancos anotaron las dos primeras carreras del juego gracias a la oportuna ofensiva de la Pantera, quién llegó a la cifra de 40 empujadas en lo que va de año y se encuentra a sólo tres de su record personal en este apartado logrado en la temporada anterior. En este momento Robert exhibe línea ofensiva de .290/.317/.421, con 75 hits, 18 extrabases, ocho jonrones, 36 antodas, 11 bases robadas y OPS de .738.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba