HABLÓ el pelotero OMAR LINARES del famoso cheque en blanco

Por José Alejandro Rodríguez Zas

En la historia del beisbol cubano hay muchos mitos, leyendas e historias que han corrido de boca en boca con el paso de los años, al punto de convertirse en verdaderas realidades casi indiscutibles, a menos que alguien le salga al paso y explique la verdad. Una de estas historias es la de los famosos «cheques en blanco» que supuestamente recibían los estelares peloteros cubanos de la década del 80, del 90 y principios de los 2000, para que decidieran abandonar el equipo Cuba en algún evento internacional para incorporarse al beisbol profesional de las Grandes Ligas.

En esencia, el pelotero recibía un cheque firmado pero sin un monto fijo, cifra que debía escribir el jugador y esa sería la cantidad a recibir por dar ese salto al profesionalismos. Evidentemente, cualquier persona con sentido común, pondría en duda la veracidad del asunto, pero no cabe dudas de que este mito es muy popular en Cuba y dado por cierto.

En el mes de marzo de este año 2021, publicamos en este sitio web una nota en la cual los estelares peloteros cubanos de Las Mayores, Yuli Gurriel y Raisel Iglesias, desmintieron esta historia de los «cheques en blanco».

«Yo dudo que a alguien le hayan dado un cheque en blanco. Después que yo estoy aquí conozco la historia esa. Eso es mentira de todo el mundo, es que no hay manera», expresó el inicialista espirituano de los Astros de Houston.

«Esas cosas las creemos cuando estamos en Cuba porque no sabemos cómo funcionan las cosas aquí. Pero ahora que sabemos te digo que a nadie le dieron un cheque en blanco», agregó el estelar cerrador pinero de Los Angeles Angels.

Sin embargo, existen otros peloteros que tienen historias que contar sobre grandes sumas de dinero ofrecidas por agentes para firmar profesional, como es el caso del ex jugador de Industriales, Alexei Hernández, quien narró en «El Show de Swing Completo» un suceso que involucra a Omar Linares y un supuesto contrato entre los New York Yankees y el INDER por un valor de 200 millones de dólares y cuatro años de servicio, a razón de unos 50 millones por año.

«Alguien fue a Cuba, porque Fidel Castro era amigo personal del dueño de los Yankees igual que del dueño de los Bravos de Atlanta. Hablaron con ese señor a ver si quería hacerlo y él dijo que no», contó Alexei en el programa. «Después le hablaron a Omar Linares para que solo jugara los juegos de home club con los Blue Jays, para que no tuviera que venir a los Estados Unidos por el problema del bloqueo y tampoco quiso», agregó.

El ex pelotero azul hizo la aclaración de que esa historia no se la había contado el propio Omar Linares, sino que su fuente era «una persona que trabaja directamente con la organización de los Yankees, amiga íntima de los dueños de la franquicia».

Sin embargo, la popularidad de Swing Completo y de cada uno de sus espacios es tal que cada palabra que se dice encuentra oídos casi en cada rincón del planeta, o al menos entre los seguidores del deporte cubano, causando reacciones casi inmediatas.

En este caso, la palabras de Alexei llegaron rápido al propio Omar Linares, quien respondió a lo dicho por el ex pelotero industrialista durante la ceremonia de firma de contratos de cuatro jóvenes prospectos cubanos con los Dragones de Chunichi de la Liga Japonesa de Beisbol Profesional, de cuya franquicia Omar es entrenador.

Según reportó el periodista Raúl Rodríguez en su perfil de Facebook, «movido por la polémica y las opiniones de todo tipo que han generado en las redes ciertas declaraciones sobre los millones que le ofrecieron a Omar Linares», el propio pelotero pinareño de 54 años, «fue tajante en su respuesta».

«En aquellos tiempos de finales de los 80 y principios de los 90 los contratos no eran tan elevados. Los mejor pagados ganaban 3 o 4 millones por año. ¿Cómo alguien puede pensar que a mí me ofrecieron 200 millones?», expresó Linares al citado periodista.

En su publicación, Rodríguez comentó que «todos, o casi todos los clubes de Grandes Ligas, estuvieron interesados en contratarlo (a Omar)», pero el propio pelotero le explicó en el encuentro de este viernes «que lo del cheque en blanco es un mito, porque un cheque en blanco siempre tiene su cifra tope, no es que puedes ponerle las cifras que quieras».

Te puede interesar: Ariel Pestano sobre Víctor Mesa: «Me dolieron las decisiones, las heridas, las cosas que pasaron»

De esta forma, una vez más, queda desmentido este mito del beisbol cubano de los «cheques en blanco» y, al menos, en voz del propio Omar Linares, no hubo tampoco 200 millones de oferta por su firma para el profesionalismo. No les quería quitar la ilusión, pero parece que aquellos, como los de ahora, son mas de carne y hueso de lo que pensábamos.

Y usted, amigo lector ¿Qué cree al respecto? Deje sus comentarios, aquí abajo, ya sabe dónde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio