“Opening Day” en Chávez Ravine, ¡otro juego perfecto!

Por Jesús Alaín Fernández/@JesusLCA2017

El Día Inaugural en Chávez Ravine siempre tiene su magia. Sobre todo si hay lleno total (más de 50 mil capacidades vendidas), lanza la primera bola del partido el miembro del Salón de Fama Jaime Jarrín y los Dodgers ganan por diferencia de carreras (a los Rojos de Cincinnati) un encuentro que estuvo bien cerrado hasta bien tarde en la noche. En fin, otro juego perfecto.

A todo lo anterior súmele usted el debut de Freddie Freeman en el Dodger Stadium y todo el público presente coreando su nombre en la octava mientras el jugador mostraba la emoción en su rostro. “Tenía escalofríos por todo mi cuerpo. No hay como ponerlo en palabras”, dijo el jugador al terminar el encuentro. Nada, que parecía un guion de Hollywood.

Sin más, ¡Vayamos al terreno!

Walker Buehler se mostró “cumplidor” en una noche en que dejó al equipo ganando y no pudo acceder a su segunda victoria de la joven temporada. Lanzó por 5.2 entradas (a un tercio de poner anotarse apertura de calidad), permitió dos anotaciones (jonrón de Arístides Aquino sobre recta alta de 93 mph), cinco hits y regaló tres boletos con cuatro ponchados.

El derecho que lidera la rotación lanzó 98 bolas al home para un 28% de CSW (swines fallados y strikes cantados) y 4.08 picheos (una cifra en la media) empleados como promedio por bateador enfrentado. La velocidad desde 77 mph (Knuckel Curve) hasta 96 la recta dan un contraste ganador.

No obstante existe un foco de atención. Según la velocidad de las conexiones que ha permitido y sus ángulos de salida el xSLUG (promedio de slugging esperado) es de .540 (.408 es la media de la liga)  y el xWOBA (promedio de embasado esperado empleando los mismos indicadores más la velocidad en las bases de los bateadores rivales) es de .376 (.316 la media de la liga). El porciento de boletos de 10.9 (la media en su carrera es 6.4 y de la liga 8.4) aún es alto lo que se agrega a los hits permitidos para que el Whip sea de 1.313, muy superior al 1.012 que trae como credencial de por vida.

“Lo encontré y luego lo perdí” reflexionó el lanzador sobre su ritmo al terminar el partido en entrevista para SportsNet L.A.

Walker ha sido eficaz (ha logrado caminar las entradas necesarias sin permitir mayores libertades) pero existe aún, conociendo su potencial, un gran tramo de mejora que puede explotar para maximizar las oportunidades de victoria de su equipo.

El resto del picheo hizo su trabajo, más allá del cuadrangular permitido por David Price (1.1 EL, un hit que fue un jonrón, 1 K). Entre Treinen (18 picheos muy bien mezclados entre sus tres bolas rápidas, sinker, cutter y cuatro costuras, y la slider) y Evan Phillips, dos entradas completas sin hits ni boletos y un ponche a los rivales.

La ofensiva, que había sido de alguna manera el patico feo del inicio de temporada, brilló. Seis de los nueve titulares con partido de dos imparables (Betts, Freeman, Trea, Will, Taylor y Bellinger). Muncy (4-1, RBI) y Justin (3-1, 2R, RBI) con uno percápita pero con valor superlativo pues fueron durante el rally inicial de la primera entrada para impulsar anotaciones.

Will Smith se fue hasta lo profundo, con ayuda del jardinero central de los Rojos, Jake Fraley y Hanser Alberto, en su debut como titular por los Dodgers falló en dos turnos. Lamentablemente, a Hanser, Dave no le dio el beneficio de la duda y lo sustituyó por Gavin Lux, que realmente ha estado en excelente forma, pero que de por vida solo promedia para .180 ante lanzadores zurdos.

Un flashazo defensivo. El batazo que detuvo Muncy en la intermedia a Mike Moustakas y luego perdió la pelota al intentar tirar a primera y que evitó una anotación no se queda en ninguna estadística, pero salvó una carrera limpia a Walker Buehler en la alta de la segunda. También de destacar la jugada de Hanser Alberto ante conexión de Jonathan India en la quinta que tampoco fue out pero prueba la teoría de que Hanser está  por encima de la media defensivamente en todas las posiciones que juega.

Dodgers arrancaron ganando, perdieron la ventaja y luego se recuperaron, ¡y de qué manera! Eso habla de que en lo mental ya la preparación alcanza un nivel superior más parecido a lo que se esperada de la mejor nómina de Las Mayores.

Del mundo de los Dodgers estaremos comentando. Le invitamos a seguirnos y leer todo lo que por acá se publica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba