Opening Day: Top-10 mejores juegos de peloteros cubanos en MLB

April 1, 2021
Cuba tiene una larguísima historia en el Opening Day de MLB y hemos seleccionado los 10 mejores desempeños ofensivos en partidos de apertura de temporada

Aliet Arzola Lima

La temporada de Grandes Ligas comienza por fin este jueves, luego de cinco largos meses de inactividad en el mejor circuito beisbolero del mundo. Vuelve la acción a los diamantes de las Mayores y ahí encontraremos a varios peloteros cubanos enfocados en impulsar a sus equipos rumbo a la tierra prometida.

El Opening Day es una jornada repleta de ilusiones y sueños que pueden materializarse o desvanecerse a lo largo de la contienda, pero un buen inicio siempre se agradece. A lo largo de la historia, muchos jugadores cubanos han carburado desde temprano y han dejado escritas actuaciones memorables en los partidos de apertura de temporada.

Entre todos esos episodios, hemos escogido diez, diez partidos memorables para los cubanos en el Opening Day, organizados en orden descendiente. Por supuesto, esta no pretende ser una lista definitiva, es solo un punto de vista. Usted seguramente tendrá el suyo y quedará servida la mesa para la polémica. Allá vamos!!!  

 10. Pedro Ramos (Washington Senators)

Fecha: 14 de abril de 1958

Estadio: Griffith Stadium

Rival: Boston Red Sox

4-2/1 CA/1 CI/

No se restriegue los ojos que no es un espejismo lo que está viendo. Nuestro conteo regresivo lo abrimos con un lanzador, Pedro Ramos, quien tuvo la suficiente capacidad para dominar durante nueve episodios a la artillería de los Red Sox y aportar con el madero a la victoria de su equipo en el partido de apertura de 1958.

Ramos fue el abridor escogido por el manager Cookie Lavagetto para comenzar la temporada, y el cubano no lo defraudó. El derecho caminó toda la ruta y solo permitió dos anotaciones, pero ese no es el tema que nos ocupa ahora mismo.

El caso es que Pedro Ramos también aportó con el madero, al pegar dos inatrapables, anotar una carrera y remolcar otra. Y lo más relevante del asunto no son los números fríos del antillano, sino el momento en que los logró.

En el sexto episodio, con outs, hombres en primera y segunda, y el marcador empatados dos, Ramos pegó cohete al izquierdo que rompió el abrazo. Además, mantuvo a su equipo al bate y en el siguiente turno Eddie Yost se encargó de poner la puntilla con otro imparable que empujó dos para la goma.

Pedro Ramos es el único lanzador cubano que tiene más de un partido multi jits en Opening Days (1958 y 1959). Junto a él, solo otros dos serpentineros antillanos (Conrado Marrero y Liván Hernández) han logrado pegar más de un imparable en duelos de apertura de temporada.

9. Napoleón Reyes (New York Giants)

Fecha: 17 de abril de 1945

Estadio: Braves Field

Rival: Boston Braves

5-4/2B/1 CA/1 CI/

En la fecha de apertura de 1945, Napoleón Reyes se convirtió en el primer y único cubano que ha pegado cuatro imparables en un Opening Day. Lo hizo frente a los lanzadores Al Javery, Johnny Hutchings, Tom Early y Charlie Cozart, quienes no encontraron fórmula para dominarlo.

Reyes fue ubicado como antesalista y octavo en la tanda de los Giants, que batearon un total de 15 jits y anotaron 11 carreras en el duelo ante los Braves.

Antes de aquel partido, ya Reyes había conectado cuatro imparables en un duelo (lo había logrado en agosto de 1944 vs. Cincinnati), pero lo curioso del asunto es que, menos de un mes de después de aquel Opening Day de 1945, volvió a pegar cuatro cohetes en un mismo choque (14 de mayo vs. Cubs), dos de ellos jonrones.

Esa fue la última temporada completa de Napoléon Reyes en las Mayores, pues se marchó a México por espacio de cuatro campañas. Regresó a MLB en 1950, pero solo jugó un partido. En 1945 logró los más altos totales de su carrera en juegos (122), jits (124), anotadas (39) y OBP (.338).

8. Yasmani Grandal (Los Angeles Dodgers)

Fecha: 3 de abril de 2017

Estadio: Dodger Stadium

Rival: San Diego Padres

5-2/2 HR/2 CA/3 CI

Solo seis receptores habían conectado dos jonrones en el Opening Day, hasta que el cubano Yasmani Grandal inscribió su nombre en la lista en abril del 2017, cuando pegó par bambinazos contra los envíos de Jhoulys Chacín y José Torres.

Fue una jornada de bateo desaforado de los Dodgers, que tuvieron en Joc Pederson y Corey Seager a sus principales artilleros, con ocho remolques entre los dos. Grandal escoltó a esa dupla y trajo tres para la goma, empatando una vieja marca para peloteros cubanos en Grandes Ligas.

Hablamos precisamente de los dos jonrones en el Opening Day, algo que solo habían conseguido Minnie Miñoso (1960) y Román Mejías (1962). En total, pasaron 55 años para que otro cubano se llevara las cercas en par de ocasiones en un choque de apertura de temporada, y después de aquello nadie ha podido.

7. Tony Oliva (Minnesota Twins)

Fecha: 8 de abril de 1975

Estadio: Arlington Stadium

Rival: Texas Rangers

3-2/HR/1 CA/4 CI

Para 1975, los tres títulos de bateo y los cinco lideratos de jits de Tony Oliva quedaban muy lejos en el tiempo. No obstante, el madero del cubano nunca dio tregua y, pese a estar bien cerca de su despedida, pudo masacrar los pitcheos rivales en el Opening Day de 1975, cuando los Twins golpearon sin piedad al Hall of Famer Fergie Jenkins (Texas).

Oliva fue uno de los verdugos del estelar diestro, quien venía de una temporada de 25 victorias en 1974. En nada de eso creyó el cubano, quien le conectó un jonrón de tres carreras con el cual Minnesota se alejó en el marcador (6-1) en el segundo episodio. Antes ya había remolcado una anotación con roletazo al cuadro.

El cubano se paró cinco veces en el rectángulo ofensivo y en todas se embasó: una por boleto, otra por pelotazo, otra por error y dos por imparables, con los cuales Oliva logró llegar a ocho partidos multi jits en el Opening Day, récord absoluto entre cubanos y la tercera mejor marca de MLB, solo superado por Pete Rose (11 multi jits en Opening Day), Carl Yastrzemski (10) y Rod Carew (10).

6. Yunel Escobar (Atlanta Braves)

Fecha: 5 de abril de 2010 (BOX SCORE)

Estadio: Turner Field

Rival: Chicago Cubs

5-2/2B/2 CA/5 CI

A veces cuesta trabajo encontrar un héroe en un partido de mucha ofensiva, como el que enfrentó a los Braves y los Cubs en el Opening Day del 2010. Veintiuna carreras, 17 imparables, siete extrabases y cuatro jonrones fueron algunos de los números que dejaron las dos franquicias antes de terminar el primer choque de la temporada.

Ahora, en medio de ese festival, el cubano Yunel Escobar destacó con cinco remolques. La fiesta del “Gambao” empezó temprano, pues en el mismo episodio de apertura pegó roletazo por el centro del terreno que impulsó par de carreras e igualó la pizarra.

Después, con diferencia de tres en el séptimo, volvió a dar un poco de tranquilidad a los fans de Atlanta: largo doble por el bosque central y limpieza total de las almohadillas. Con esas tres impulsadas, Escobar llegó a cinco, la cifra más alta conseguida por un torperdero de los Braves en la historia del Opening Day.

5. Rafael Palmeiro (Texas Rangers)

Fecha: 3 de abril de 1990

Estadio: Arlington Stadium

Rival: Toronto Blue Jays

2-2/HR/3B/3 CA/1 CI

Casi todos los departamentos ofensivos de relevancia tienen nombre y apellido cuando se habla de los liderazgos para cubanos. Rafael Palmeiro es la figura indiscutible del bateo cubano en Grandes Ligas, más allá de su vinculación a los escándalos por consumo de esteroides. Como no podía ser de otra manera, el inicialista es el jugador antillano con más participaciones (18) en el Opening Day, de los cuales solo se fue en blanco en cuatro.

Aunque en sentido general su rendimiento en estos duelos de apertura de temporada no es tan relevante, sí atesora al menos un par de choques en los que se hizo notar. Uno de ellos fue en 1990, cuando anotó tres de las cuatro carreras de su equipo en la victoria contra Toronto.

Palmeiro alineó segundo aquella noche y anotó la primera carrera en Arlington, impulsado por vuelacercas de Harold Baines. En su siguiente turno, el cubano conectó triple y volvió a pasar por la registradora gracias a un roletazo al cuadro, otra vez de Baines. Para sellar con broche de oro, el slugger se llevó las cercas ante Frank Wills en el séptimo episodio.

En total, Palmeiro se embasó cuatro veces gracias a dos boletos y par de imparables, ambos extrabases. De hecho, esa jornada pasó a integrar un reducido grupo de cubanos que han conectado dos o más extrabases en un partido de apertura de temporada.   

4. Sandy Valdespino (Minnesota Twins)

Fecha: 12 de abril de 1966

Estadio: Metropolitan Stadium

Rival: Kansas City Athletics

4-2/2 CI

Con una mirada fría y sin prestar atención a ninguna otra circunstancia, los números de Sandy Valdespino en el Opening Day de 1966 no impresionan demasiado. Par de jits, dos impulsadas, ningún extrabase… Sin embargo, si nos detenemos a observar que ese duelo se decidió por la mínima y que los ganadores solo anotaron dos carreras, entonces nos percatamos de que el desempeño del cubano pudo ser determinante.

Y sí, en efecto, Valdespino fue el hombre grande de los Twins en la apertura de la temporada de 1966, fecha en la que se dio un suceso histórico. Tres cubanos –Zoilo Versallles, Valdespino y Tony Oliva– alinearon en los tres primeros turnos de Minnesota, algo que nunca más ha sucedido en el Opening Day.

Pero a lo que vamos, Valdespino resultó determinante, pues remolcó las dos únicas carreras que marcó su escuadra. Primero impulsó a Bernie Allen en el tercer episodio, y luego, en el final del noveno, trajo desde segunda a Zoilo Versalles para sellar el triunfo de los Twins.

Este fue el segundo –y último– walk off de un cubano en partidos de apertura de temporada, tras el conseguido por Minnie Miñoso en 1960. Lo más llamativo es que haya sido Valdespino el protagonista, pues hablamos de un jugador con números discretos en sus siete temporadas en Grandes Ligas.

De hecho, en 1966, a pesar de las buenas sensaciones que transmitió en el Opening Day, Valdespino terminó con pobre línea ofensiva de .176/.211/.259, solo 19 imparables, nueve impulsadas y 11 anotadas.

3. Tany Pérez (Cincinnati Reds)

Fecha: 4 de abril de 1974

Estadio: Riverfront Stadium

Rival: Atlanta Braves

5-2/HR/1 CA/4 CI

A Tany Pérez no le llamaban Big Dog por gusto. Fue siempre un depredador, un bateador implacable, sobre todo en las situaciones más tensas. Ese fue el caso del Opening Day de 1974, cuando rescató a su equipo del abismo y lo puso en la pizarra con cuatro impulsadas de inmenso valor.

Si usted busca reportes de aquel juego encontrará muchos detalles peculiares, desde el wild pitch de Buzz Capra (Atlanta) en el onceno episodio que abrió las puertas del home a Pete Rose, hasta el jonrón 714 en la carrera de Hank Aaron, con el cual empató a Babe Ruth en el liderato histórico.

Y precisamente, después del vuelacercas de tres anotaciones de Aaron, Tany Pérez remolcó la primera anotación de los Reds y apagó un poco la euforia de los Braves por el emocionante momento de su estrella. No obstante, Atlanta siguió rayando la tarjeta y llegaron a tener ventaja de 6-2 a la altura del octavo capítulo, cuando apareció de nuevo Tany.

El cubano despachó cuadrangular de tres carreras ante el estelarísimo Phill Niekro (Hall of Famer y ganador de 20 partidos en 1974) que acercó a Cincinnati. En el noveno los Reds empataron y se llevaron el triunfo en el onceno.

Este fue uno de los seis partidos multi jits de Tany Pérez en Opening Day y el primero en el que remolcó cuatro carreras (repitió con esa cifra en 1976, su última temporada en Cincinnati).

2. Román Mejías (Houston Colt .45s)

Fecha: 10 de abril de 1962

Estadio: Colt Stadium

Rival: Chicago Cubs

5-3/2HR/3 CA/6 CI/

Los Chicago Cubs tienen una larguísima historia en las fechas de apertura de MLB, pero recuerdan particularmente la de 1962, y no por buenas razones. Aquel día no solo cayeron ante los debutantes Houston Colt .45s, sino que también sufrieron el castigo de un madero antillano: Román Mejías.

Ubicado tercero en el orden de Houston, Mejías remolcó seis carreras, la mayor cantidad lograda por cualquier jugador en el Opening Day contra los Cubs. Además, pegó par de vuelacercas y pisó tres veces la goma.

Ese fue el anuncio de la mejor temporada del cubano, quien registró sus más altos totales en hits (162), extrabases (39), jonrones (24), impulsadas (76) y anotadas (82). 

Mejías no fue un bateador rutilante, pero ya había dado muestras de su poder. En 1958, con Pittsburgh, se convirtió en el primer cubano con tres jonrones en un partido (4 de mayo vs. San Francisco), gesta que después solo han repetido otros ocho peloteros de la Isla: Kendrys Morales (dos veces), Yoennis Céspedes (dos), José Canseco (dos), Yasiel Puig, Tony Oliva, Yasmani Grandal, Yordan Álvarez y José Abreu.

Pero ese no es el único récord en un juego de Mejías. El 21 de septiembre de 1963, el patrullero se convirtió en el primer cubano con al menos siete impulsadas en un choque. Eso lo consiguió vistiendo la franela de Boston y en un duelo contra Minnesota, en el que también pegó par de vuelacercas. Solo 11 cubanos –incluyendo a Mejías– han remolcado siete o más carreras en un partido de Grandes Ligas.

1. Minnie Miñoso (Chicago White Sox)

Fecha: 19 de abril de 1960

Estadio: Comiskey Park

Rival: Kansas City Athletics

4-3/2HR/2 CA/6 CI

Con la posición de honor se queda Minnie Miñoso, quien destrozó a los Kansas City Athletics en la jornada de apertura de 1960. Mister White Sox fue clave en el éxito de su equipo, con par de jonrones (grand slam incluido), seis remolques y dos anotadas.

La figura de Miñoso se agigantó en el final del noveno con la pizarra empatada a nueve anotaciones. Ahí, en ese momento, ante los envíos del relevista John Tsitouris, el cubano desapareció la pelota entre el jardín izquierdo y el central. Walk off homer!!!

Con ese batazo, Miñoso se convirtió el primer cubano con dos jonrones en un Opening Day y el primero en conseguir un walk off en partidos de apertura de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *