OPINIÓN: Confiar en Christian Yelich y que Milwaukee no regaló 218 millones de dólares

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Muchos aficionados se preguntan qué está sucediendo con el que fuera una mega estrella de la MLB hace tres años. Me refiero al jardinero izquierdo de los Milwaukee Brewers, Christian Yelich. Su actual equipo lo adquirió desde principios de 2018 mediante un intercambio con los Miami Marlins que involucraba también a cuatro prospectos.

Te puede interesar: TRAS LAS REJAS: Destacados jugadores de Grandes Ligas que infrigieron la ley

Los Brewers sacaron ventaja, teniendo en cuenta que en la primera campaña de Yelich con ellos, este resultó ser el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y en la segunda temporada finalizó 2º en la lucha por dicho premio. Mientras que los cuatro jóvenes adquiridos por los Marlins no han ascendido lo suficiente hasta el momento.

Yelich ganó dos títulos de bateo consecutivos en sus dos primeros años con el equipo de Milwaukee (.326 en 2018 y .329 en 2019). Además de liderar la liga en este lapso en otros importantes departamentos ofensivos (2 veces en SLG, OPS, OPS+ y 1 vez en OBP, Total de Bases), manteniendo una línea de corte de .327/.415/.631 en esas dos temporadas. Mejor imposible, e incluso llegó a firmar un jugoso contrato hasta 2028 por 215 millones de dólares.

Desde que militaba con los Marlins su proyección ya venía en ascenso, pero los dos primeros años con su nuevo club fueron descomunales. Yelich aparecía entre los mejores jugadores de toda Las Mayores en  cualquiera de los rankings que se confeccionaban, hasta que sucedió lo inesperado.

Últimamente Yelich parece perdido, no es el mismo. En 2020 y 2021, bateó .234 (.205 y .248 respectivamente) con un mísero porcentaje de slugging de .392. Pero no solo con el madero fue más que discreto Yelich. En 2019 se estafó 30 bases y solamente fue capturado en par de ocasiones, mientras que en las dos últimas campañas logró robarse 13 almohadillas y lo atraparon cinco veces en el intento.

Te puede interesar: La sonrisa de Rob Manfred causa furor

Si bien Yelich aún es un bateador de cuidado para los lanzadores rivales por respeto a su talento e historia, él mismo ha sido responsable de sus problemas: «Tengo que ser mejor», admitió el toletero, justo después de poncharse para terminar la serie divisional de los Brewers en Atlanta.

El gerente general David Stearns le comentó a los periodistas al finalizar la pasada campaña: «Él está golpeando la pelota lo suficientemente fuerte, no creo que el poder necesariamente haya desaparecido. Claramente, mantener la pelota en el aire de manera consistente ha disminuido”.

Los Brewers agregaron a Hunter Renfroe después de que su principal productor de cuadrangulares, Avisaíl García, firmara con los Marlins, pero necesitan que Yelich al menos se acerque a lo que un día fue. Si lo logra, sumado al extraordinario pitcheo que posee el equipo de Milwaukee, serían un fuerte candidato al título en la próxima contienda (aún en incógnita).

Que llegue un banderín luego de 40 años, es algo muy esperado por los aficionados de esta franquicia. Particularmente confío en que «Yeli» vuelva a estar en los planos estelares a los que nos tuvo acostumbrados, talento y deseos le sobran, ha estado activo en su cuenta oficial de Twitter, manteniéndose al tanto de lo que sucede en las negociaciones de MLB y MLBPA. Por como se ha expresado Yelich, imagino que sus ansias por demostrar todo lo que tiene, como alguna vez lo hizo, no cesan.

Te puede interesar: PARA GUARDAR: Récords y datos interesantes del mejor equipo de béisbol de la historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba