LO MEJOR: Así opinó el padre de la sabermetría sobre Minnie Miñoso

Por Juan Páez

Orestes Miñoso finalmente se convirtió en inmortal del Salón de la Fama de las Grandes Ligas en 2022, aunque su exaltación será formalmente el 24 de julio de este año. Tal reconocimiento debió llegar mucho antes en opinión de algunos, incluido Bill James, el famoso historiador, estadístico y llamado padre de la sabermetría por sus aportes al sinfín de estadísticas alrededor del béisbol.

James se refirió a la leyenda cubana hace 21 años, mucho antes de que se hiciera justicia con Minnie, quien falleció en 2015 a los 89 años de edad. En su publicación The Bill James Historical Baseball Abstract, habló de los méritos de Miñoso e incluso dio a entender con propiedad que el antillano nació en 1922 y no en 1925, como aparece en su perfil en Baseball-Reference.

“Miñoso no jugó en Grandes Ligas hasta que cumplió los 28 años de edad, pero tuvo una mejor carrera que cualquier jardinero derecho o izquierdo después de cumplir esa edad y que esté en el Salón de la Fama”, escribió James. “Él tuvo un porcentaje de embasado de .389 (.387 de acuerdo con Baseball-Reference), un número más alto que el de Tim Raines, Roberto Clemente, Ken Griffey Jr., Al Kaline, Willie Mays o Hank Aaron”.

Inmediatamente, James se refirió a lo que podía hacer Miñoso en el terreno de juego, gracias a una envidiada combinación de poder, velocidad y defensa.

Te puede interesar: El récord muy difícil de romper que comparten Tany, Palmeiro, Miñoso y Luque

“Miñoso bateó para poder, empujó 100 carreras varias veces, fue un outfielder de Guante de Oro y uno de los mejores corredores de su época”, describió. “Toma todos esos jardineros que mencioné, compáralos en términos de poder, defensa, promedio de bateo, corrido de bases, etc., y creo que verás que Miñoso se mantiene muy bien posicionado. Él lideró su liga varias veces en hits, dobles, triples, bases totales, pelotazos (fue líder en 10 ocasiones), elevados de sacrificio, bases robadas, promedio de embasado y porcentaje de slugging.

Él nunca ganó un título de bateo, pero terminó segundo dos veces y quedó en el top cinco en cinco oportunidades. Miñoso era un jugador muy agresivo y fue inmensamente popular entre los fanáticos tanto en Cleveland como en Chicago. Si él hubiese tenido la oportunidad de jugar cuando tenía 21 años, creo que probablemente se ubicaría entre los 30 mejores jugadores de todos los tiempos”, finalizó.

Todo lo que hizo Miñoso sobre el diamante quedará para la posteridad como parte imborrable de las hazañas cubanas en las Grandes Ligas. Al momento de su primer retiro (1964), Minnie era líder entre isleños en juegos disputados, imparables, anotadas, dobles, triples (aún), jonrones, empujadas, boletos, pelotazos recibidos (aún), bases robadas y promedio de embasado (aún).

Lamentablemente, el “¿qué hubiese pasado si hubiera debutado antes en Grandes Ligas?” es un signo de interrogante que no solo se posa sobre la carrera de Miñoso, sino también en las de figuras como Yulieski Gurriel o José Abreu.

Te puede interesar: El mejor fildeo de un cubano con uniforme de Yankees, ¿O no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba