El récord muy difícil de romper que comparten Tany, Palmeiro, Miñoso y Luque

Por Juan Páez

El béisbol, como la vida misma, cambia. Con el paso de cada generación, parece que los récords gigantes se achican y los contratos millonarios se agrandan. Ese factor, a la larga, tiene consecuencias directas en el juego. Una de esas consecuencias es que los peloteros, a diferencia de hace 20 o 30 años, no tienen la necesidad de jugar dos décadas ni hasta los 40-45 años de edad. Tal factor influye de lleno en un importante récord cubano que hoy parece intocable.

Tony PérezOrestes MiñosoRafael Palmeiro y Adolfo Luque comparten una hazaña que fue conquistada por última vez en 2005, gracias a Palmeiro. Este cuarteto antillano está formado por los únicos peloteros cubanos en aparecer en Grandes Ligas por 20 o más temporadas. Pérez jugó 23 torneos, mientras que los otros tres se quedaron en 20. Curiosamente, a Miñoso se le cuentan las dos oportunidades que volvió del retiro para tomar algunos turnos en 1976 y 1980.

¿Podrá alguien situarse al lado de estas cuatro leyendas cubanas? Parece que todo tendrá que ver con la vocación por el juego y el gusto por mantenerse activo. Jugar por 20 años cada vez es más difícil y menos común: en la mayoría de los casos, los jugadores se retiran antes de los 40 y amasan fortunas que los invitan a alejarse del diamante y disfrutar de los frutos económicos de sus carreras.

Te puede interesar: TALENTO CUBANO: Céspedes regresó al terreno de béisbol

Hay algunas posibilidades para la armada cubana, pensando en peloteros como Luis Robert o Yordan Álvarez, ambos de 24 primaveras. Pero, por ejemplo, en el caso de Robert, este ya aseguró casi 100 millones de dólares, pues a su extensión de contrato por $50 millones hay que sumarle el bono de $26 millones que recibió por firmar con los Medias Blancas de Chicago en 2017 ($76 millones en total). En cuanto a Álvarez, todo indica que le espera una gran extensión más pronto que tarde si sostiene su nivel de producción con los Astros de Houston.

Para que usted tenga una idea, los peloteros que más se le han acercado a esa hazaña desde el año 2000 son Liván Hernández (17 temporadas), José Canseco (17), Kendrys Morales (13) y Brayan Peña (12). Actualmente, quienes les siguen no tan de lejos son Aroldis Chapman y Yasmani Grandal, con 11 y 10 temporadas, respectivamente. A estas alturas, cuando ambos tienen 33 años, parece utópico que se unan al citado cuarteto.

Si hay una razón para estar esperanzados, debemos mencionar a los jovencitos cubanos que brillan en las Ligas Menores a corta edad y que, próximamente, deberían llegar a las Grandes Ligas. ¿Podrán debutar pronto y tener una carrera tan exitosa como para jugar par de décadas en el más exigente nivel del béisbol? El tiempo lo dirá. Mientras tanto, Pérez, Palmeiro, Miñoso y Luque esperan en la soledad de la longevidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba