PESADILLA: Batalla en campo de fútbol cobró más de una docena de vidas en México

Por SwingCompleto/ contacts@swingcompleto.com

Este sábado 6 de marzo ocurrió un lamentable suceso mientras se disputaba un partido de fútbol mexicano en el estadio Corregidora, entre los clubes de Querétaro y Atlas.

El arbitraje tuvo que detener el juego cuando desde las gradas comenzó una trifulca que hizo abalanzarse a la mayoría de los aficionados presentes al terreno huyendo de lo que sería uno de los más fatídicos hechos o al menos el mayor recordado en el mundo del fútbol en el siglo 21.

 “Inadmisible y lamentable la violencia en el estadio la Corregidora de Querétaro. Se castigará ejemplarmente a los responsables por la ausencia de seguridad en el estadio. ¡La seguridad d nuestros jugadores y afición es prioridad! Seguiremos informando” expresó Mikel Arriola, presidente ejecutivo de la Liga BBVA en México a través de su cuenta de Twitter luego de anunciarse oficialmente la suspensión del encuentro. Por otra parte la Liga emitió un comunicado al igual que los equipos protagonistas del encuentro rechazando el siniestro.

Ningún jugador que se encontraba en la cancha fue agredido y lograron encontrar refugio en los vestidores, aunque quedaron destruidas una de las porterías y una de las pantallas del arbitraje.

Los videos de la tragedia recorrieron rápidamente las redes sociales, se confirman un total de 17 fallecidos y una veintena de heridos, dos de ellos de gravedad, aunque se especula que la cifras de los lesionados puede ascender hasta 40 mientras se espera que se esclarezcan los hechos. Fue penoso que la gestión de seguridad en el estadio no tomó con seriedad lo que sucedía en las gradas pues no intervino cuerpo policial alguno.

Entre los testimonios se encuentra los de una persona a la que tuvo acceso ESPN.

«Todo empezó en la cabecera visitante cuando “seguidores del Atlas” empezaron a pelear con “familias que apoyan a Querétaro”. No era tanta gente la que se estaba peleando, si hubieran mandado granaderos ahí quedaba todo, pero no hubo nada de seguridad.

 Literalmente se estaban peleando mientras el partido estaba en juego y no había nadie de seguridad cerca. La pelea fue creciendo; los de Gallos le dieron la vuelta a todo el estadio para agarrarse a golpes, se metieron a la cancha y empeoró todo. Me parece increíble lo de la seguridad” contó la persona entrevistada al medio.

Entre las perturbadoras imágenes que circulan se muestran cuerpos arrastrados, personas muy golpeadas en los pasillos de las gradas cubiertas de rojo, y muchas otras buscando resguardo en un lugar donde se dan cita familias completas desde niños hasta adultos.

La insólita matanza ocurrida sembrará un precedente en el mundo del fútbol. Hechos como estos empobrecen el deporte y a sus aficionados. Los culpables deberán enfrentar a la justicia ante la barbarie cometida, así como el cambio que se espera en cuanto a protección para los que se dirigen a diario a disfrutar de un partido, los verdaderos hinchas no protagonizan capítulos de terror y los encargados de velar por el orden tampoco deben permitirlos.

A continuación los dejamos con testimonios gráficos sensibles vividos desde las gradas en tierras mexicanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba