Por Dency Milán

La compañía Topps arruinó por completo las tarjetas de béisbol de la Serie Mundial de los Bravos de Atlanta.

Cuando el cubano, campeón de bateo de la Liga Americana, Yuli Gurriel entregaba el último out con rodado al shortstop, del juego 6 de la Serie Mundial 2021, y todas las manos de los jugadores y fanáticos de los Bravos se alzaban, nadie podía imaginar que lo que queda para el recuerdo en manos de los fanáticos, sería un puro desastre.

Para los fanáticos de los Bravos, 2021 es un año que nunca olvidarán, por lo han gastado millones de dólares en obtener un recuerdo que inmortalice ese momento por la eternidad.

Muchos recuerdos quedaron de esta Serie Mundial para siempre. Y uno de los artículos más populares y esperados que las personas siempre comprarán, son las tarjetas de béisbol, y el distribuidor de esas tarjetas es la compañía Topps, que terminó arruinado su trabajo más importante e histórico en 2021.

Las reacciones no se hicieron esperar, y todas fueron de descontento con lo obtenido como producto final. Plataformas como Twitter, Facebook e Instagram, entre otras, se hicieron eco de la metedura de pata mayúscula.

Fíjate si notas algo en el reverso de esta tarjeta de béisbol:

Las postalitas tienen par de errores imperdonables, uno fue obviar que la Serie Mundial fue ganada en seis juegos y no cinco como dice la tarjeta, además de referir que quien lideró el triunfo de Atlanta, fue Dusty Baker (Manager del conjunto perdedor), y no Brian Snitker, quien lo hizo magistralmente.  

Si se es fanático de béisbol, y de un equipo en especial, estos errores no se perdonan ni aunque pasen 100 años, por lo que ahora la compañía tendrá que cargar con la culpa por largo rato.

Una pregunta voló en todas las direcciones y cito las palabras del diario sportstalkatl.com

Quiero decir, qué error colosal. No creo que haya visto nunca algo así. Topps tenía literalmente un trabajo… ¿Quién está a cargo de esto y cómo es posible que no sepan absolutamente nada sobre béisbol? Todo lo que sé es que alguien necesita ser despedido, y estos fanáticos definitivamente necesitan un reembolso.

Si bien se hará un revuelo sobre esto, porque el precio por algo tan valioso no es despreciable, la compañía tiene que tomar alguna actitud, o su prestigio irá a parar al piso.

Que en pleno paro patronal, los fanáticos se encuentren con un desastre como este no tiene nombre, pues el fan es quien levanta el deporte, y los recuerdos obtenidos, perduran en la eternidad.

Será un año recordado por siempre en Grandes Ligas, por la cantidad  de buenas marcas, por la temporada excepcional del fenómeno Shohei Ohtani, los contratos multianuales y astronómicos, el año del paro patronal que parece no tendrá fin, y por último, las tarjetas que se distribuyen como recuerdo por siempre, no tienen los detalles exactos con lo que pasó en el Clásico de Otoño.

Sin duda Grandes Ligas sigue siendo noticia por todos lados y está realmente no gusta mucho. ¿Cómo quedarán los millones de fanáticos que compraron su tarjeta y se sienten estafados?

NOTA de Swing Completo: Como reporte de último minuto, Topps ha anunciado que va a reemplazar las postales por la versión corregida.

Trabajo de SportsTalkATL fue usado para esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba