Randy Arozarena y Yandy Díaz, hombres CLAVE en Tampa Bay

February 15, 2021
Randy Arozarena y Yandy Díaz tendrán rol clave en el potencial éxito de Tampa Bay en 2021.

Por Juan Páez

Con todo y su bajo presupuesto, los Rays de Tampa Bay dominaron el año pasado la División Este de la Liga Americana, por encima de los Yankees de Nueva York, Azulejos de Toronto, Orioles de Baltimore y el sotanero Medias Rojas de Boston. Este año planean repetir en la cima del grupo, pero tras perder a hombres clave, sobre todo en el área del pitcheo, Yandy Díaz y Randy Arozarena serán hombres clave en la alineación para la temporada 2021 de las Grandes Ligas.

Los dos cubanos fungirán como las bujías del lineup del mánager Kevin Cash. En 2020 lo fueron, pese al debut tardío de Arozarena y a los problemas físicos de Díaz. Ahora la situación no es distinta para ellos. El equipo viene de perder a jugadores como el jardinero Hunter Renfroe y el primera base Nate Lowe, dos poderosas opciones que se marcharon a los Medias Rojas y los Rangers de Texas, respectivamente.

También salieron lanzadores clave como los abridores Charlie Morton (Bravos de Atlanta) y Blake Snell (Padres de San Diego), al igual que los relevistas José Alvarado (Filis de Filadelfia), Chaz Roe (agente libre), Aaron Slegers (Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim) y Oliver Drake (agente libre).

En el caso de Díaz, para él será importante mantenerse saludable durante todo el año, algo que no logró en las últimas dos campañas. Desde que llegó al equipo, antes de la temporada de 2019, ha perdido 118 días de acción, a causa de dos lesiones en la corva, un percance en un pie y otro en una mano. Lo bueno para los Rays es que mientras ha estado saludable, ha sido una de las chispas de su orden ofensivo.

Tanto Yandy como Arozarena son peloteros hechos a la medida de Tampa Bay: contacto, líneas, alta capacidad para embasarse constantemente y todo esto a un precio bastante asequible para la organización. De hecho, luego de que Yandy ganara solo 213 mil 556 dólares en 2020 y que Randy obtuviera únicamente 90 mil 335 dólares por su memorable campaña (salario prorrateado por el recorte de calendario), ambos recibirían salario mínimo en el venidero torneo ($575 mil).

El papel de cada uno

Después de una formidable actuación a lo largo de lo que jugó durante el año pasado, Arozarena entrará al 2021 como el jardinero izquierdo titular del equipo y, probablemente, sea el segundo o tercer toletero del club.

En teoría, el isleño podría darle las cinco herramientas a los Rays o, por lo menos, mostrarse como un bateador completo que pueda sacar pelotas del parque ocasionalmente, conseguir bases por bolas, tener un promedio respetable con el madero y robar una buena cantidad de almohadillas. A fin de cuentas, terminó la ronda regular anterior con siete jonrones, seis boletos, average de .281 y cuatro bases robadas en igual cantidad de intentos.

En cuanto a Díaz, este tendrá que conseguir veces al bate y alternarse entre la primera base, la esquina caliente y el puesto de bateador designado. Su reciente ofensiva y protagonismo sugieren que el mánager Cash le encontrará tiempo constante de juego a como dé lugar, pese a que Tampa Bay tiene a Ji-Man Choi en la inicial, Joey Wendle en tercera y a Austin Meadows como designado.

El 2021, con un calendario normal a 162 juegos de ronda regular, estará lleno de retos no solo para los Rays, sino para Randy Arozarena y Yandy Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *