Por John Ortiz

Este lunes el habanero logró su victoria número 51 en este torneo con la que dejó atrás a Joaquín Andújar y se colocó en el séptimo lugar de todos los tiempos, listado que domina Diomedes Olivo con 86 triunfos. Pero la temporada invernal es joven y al quinto puesto, Diomedes Borbón, solo lo separan cinco éxitos del antillano por lo que pudiera seguir haciendo historia.

Valdés debutó en el campeonato dominicano en el año 2003 con los Gigantes del Nordeste –actuales Gigantes del Cibao- y desde entonces se ha labrado un nombre, no solo en la tierra del merengue sino también en otras ligas como la mexicana, la Serie del Caribe e incluso la MLB donde ganó siete juegos.

En esos dos innings los del Licey le ligaron al conectarle tres hits, entre ellos jonrones de Ramón Hernández y Jorge Bonifacio, pero a partir solo se le embasaron cuatro rivales que no pudieron anotar para acreditarse el triunfo.

Si algo contribuyó a que el cubano se quedara más tiempo en el box, a parte de la confianza depositada por el manager de los taurinos, fue el bateo que supo fabricar oportunamente cinco anotaciones y minimizar el daño.

El primer bate Rodolfo Castro de 5-2 con una impulsada y Yamaico Navarro con otras dos traídas para el plato lideraron la ofensiva de los Toros, mientras que el noveno madero Esteury Ruiz se iba en noche perfecta de 3-3 con dos anotadas. El cerrador Fernando Abad también salvó las castañas del fuego y logró su segundo salvamento a pesar de permitir par de hits.

A pesar de la victoria los Toros siguen en el fondo de la tabla con foja de 6-13, en tanto los Toros se mantuvieron en la cima con balance positivo de 13-5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio