RECORDS: CUBANSOX hacen HISTORIA por Cuba en MLB, a pesar del adios a los playoffs

La Serie del Wild Card de los patiblancos contra Oakland representó récords para José Abreu, Yasmani Grandal, Luis Robert y para la armada cubana en general en postemporada.

La Serie del Wild Card de los patiblancos contra Oakland representó récords para José Abreu, Yasmani Grandal, Luis Robert y para la armada cubana en general en postemporada.
La Serie del Wild Card de los patiblancos contra Oakland representó récords para José Abreu, Yasmani Grandal, Luis Robert y para la armada cubana en general en postemporada (web screen shot)

Por Juan Páez

Es cierto que los Medias Blancas de Chicago no tuvieron éxito en la postemporada 2020 de las Grandes Ligas. Luego de una gran campaña regular y de ganar el primer choque de los playoffs ante los Atléticos de Oakland, estos remontaron y remataron en el tercer juego de la serie. Así concluyó el año de los patiblancos. Pero lo que no puede pasar por debajo de la mesa es el significado que tuvo la Serie del Wild Card por parte del equipo de la ciudad de los vientos.

Todo empezó en el primer compromiso. En la única victoria que consiguió el conjunto dirigido por Rick Rentería, José Abreu se convirtió en el primer cubano en dar jonrón por los Medias Blancas en la historia de la postemporada. También fue el cubano número 21 en sacar la bola del parque en estas instancias, luego de que el año pasado Yordan Álvarez se convirtiera en el vigésimo.

Lo de Pito no se detuvo allí. Con ese mismo vuelacerca, se inscribió en el selecto club de antillanos que han dado cuadrangular en su primer duelo de por vida en playoffs. Ese grupo lo integran Zoilo Versalles (1965), Tony González (1969), Tito Fuentes (1971), José Canseco (1988) y ahora Abreu.

El poder de Grandal

Yasmani Grandal también puso su show. El receptor, quien disputó su primera temporada en Chicago, le está dando un vuelco tremendo a su actuación vitalicia en postemporada.

Luego de solo conectar dos bombazos en sus primeros 32 enfrentamientos en la fiesta de octubre (con una pobre línea de .107/.264/.200), ahora tiene tres en sus últimos cuatro encuentros, un lapso que comenzó el año pasado en el juego por el Wild Card, cuando pertenecía a los Cerveceros de Milwaukee y sacó la bola del parque en el único duelo que jugaron los lupulosos en la postemporada de 2019.

Grandal arrancó la serie ante Oakland con tablazos en sus dos primeros choques. Eso le permitió hacer historia, al convertirse en apenas el segundo cubano en la historia de los playoffs con cuadrangular en tres desafíos consecutivos. El otro es Rafael Palmeiro, quien hizo lo propio con los Orioles de Baltimore en 1996.

Por cierto, el capitalino se mantiene como el único antillano en jonronear como receptor en estas instancias, con cinco de por vida.

La parte de Robert

Luis Robert también dijo presente entre el cúmulo de récords que consiguió la armada cubana gracias a la presencia de los patiblancos en la postemporada. Su hazaña ocurrió en el último juego, en el que los Medias Blancas no pudieron mantener una ventaja de 3-0.

La Pantera soltó un enorme estacazo de vuelta completa que recorrió 487 pies. Ese tablazo fue el más largo que se ha conectado en la historia del Oakland Coliseum, el parque de los Atléticos. También fue el segundo más largo de todo el 2020, solo por debajo del enorme batazo de 495 pies, conectado por Ronald Acuña Jr. Pero la historia va mucho más allá…

Robert se convirtió en el pelotero más joven en jonronear en un partido decisivo desde Mickey Mantle en el Juego 7 de la Serie Mundial de 1952. Su juventud también le permitió ser el patiblanco más joven de la historia en sacar la bola en postemporada (23 años y 59 días).

En cuanto a cubanos, los únicos que han desaparecido la pelota en playoffs antes de cumplir 24 años de edad son: Jorge Soler (3), Yordan Álvarez (el más joven en hacerlo, con 22 años y 122 días) y ahora Robert.

El único que no tuvo una participación histórica fue Yoán Moncada, quien no pudo batear casi. En 13 turnos legales con el madero, apenas consiguió un sencillo, no produjo carreras, anotó una, se robó una base y se ponchó en cuatro ocasiones. Yoyo nunca pudo recuperarse por completo del COVID-19 durante la campaña y se le vio en varias ocasiones con serie problemas para respirar. Vale, en este caso, las palmas por el esfuerzo y literalmente exponer el físico.

Sin embargo Moncada también aportó, pues la presencia de los cuatro cubanos en colectivo significó un hito para el béisbol cubano en las Grandes Ligas: el inicio de la serie, con los cuatro antillanos como titulares en el terreno, marcó la segunda vez en la historia que un equipo pone a jugar a cuatro cubanos en un compromiso de postemporada.

La primera vez que tal hazaña ocurrió fue en la Serie Mundial de 1965, entre los Mellizos de Minnesota y los Dodgers de Los Ángeles. El 9 de octubre, los gemelos utilizaron a Zoilo Versalles, Tony Oliva, Camilo Pascual y Sandy Valdespino. Aunque esta ocasión tiene una particularidad: es la primera vez que todos son jugadores de posición y que todos son titulares.

Este fue un despido tempranero de los Medias Blancas en los playoffs de 2020, pero su presente promete que serán constantes invitados a la fiesta de octubre en los próximos años.

1 Comment

  1. Si los Medias Blancas quieren lograr algo en el futuro tienen que armarse de pitcheo,fue el punto flaco de su play off,incluso las 2 carreras de diferencia por las que perdieron el ultimo juego,podemos decir fueron impulsadas por sus pitchers con 2 carreras forzadas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*