Por Robiel Vega

Si existe un pelotero cubano cuya carrera ha sido completamente inestable e intermitente ese es sin dudas Rusney Castillo. El avileño era uno de los prospectos más grandes de su generación con los Tigres en nuestras Series Nacionales y su contrato con los Red Sox, por 72.5 Millones ha pasado a la historia por ser el más nefasto de todos los tiempos.

El jardinero cubano nunca pudo convencer a los técnicos y apenas pudo disputar 99 partidos en tres temporadas en las mayores, entre 2014 y 2016; en los que dejó una línea ofensiva de .262/.301/.379/.679 (AVE/OBP/SLG/OPS) con siete jonrones y 35 empujadas.

Durante los cinco años de contrato con los Medias Rojas, Rusney dejó números muy buenos en las Ligas Menores, sobre todo en AAA, además, tuvo participación en el béisbol invernal puertorriqueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba