SALÓN DE LA FAMA 2022: ¿Cómo va la votación? Reales posibilidades y algo de historia

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Luego de ser reveladas 168 (42.9%) de las boletas para el Salón de la Fama de Cooperstown, solamente David Ortiz (83.6%), Barry Bonds (78.0%) y Roger Clemens (76.8%) han podido llegar al 75% de los votos necesarios para la inmortalidad, aunque todavía no hay nada decidido.

Como recordatorio sobre el proceso, cada año la BBWAA (Asociación de Escritores de Béisbol de América) vota en una clase del Salón de la Fama de un conjunto de ex jugadores que califican para estar en la boleta. Esos jugadores han sido colocados en la boleta por el Salón de la Fama elegidos de un grupo de jugadores con un mínimo de 10 años en Las Mayores) o son remanentes de años pasados. Los remanentes tenían que haber recibido al menos el cinco por ciento en la votación anterior.

Un jugador solo puede permanecer en la boleta electoral durante 10 años. Si no es votado en esos 10 años ( Bonds y Clemens son dos de los cuatro jugadores que están en su último año ), se caerá de la boleta. Los que no obtienen al menos el cinco por ciento de los votos también se caen. Aquellos que obtienen al menos el 75 por ciento de los votos ingresan al Salón de la Fama. Los votantes solo pueden seleccionar un máximo de 10 jugadores y no hay un mínimo ( sí, las papeletas pueden ser y han sido devueltas en blanco ).

Veamos simplemente un análisis de la boleta y las historias que la acompañan:

Está será la última oportunidad para el cuarteto polarizador. El caso de Curt Schilling, es realmente trágico. Probablemente sea lo mejor para todos cuando esto termine. Parece querer no ser votado por los escritores de béisbol, a quienes se refirió como «cobardes sin espinas» el año pasado. Schilling obtuvo el 71,1 por ciento de los votos el año pasado, su calificación más alta hasta el momento ( obtuvo el 38,8 por ciento en 2013, antes de que realmente hablara sobre política, por lo que su autovictimización está absurdamente fuera de lugar ), pero también escribió una carta al Salón solicitando que lo eliminaran de la boleta ,mientras atacaba al mismo grupo de votantes que vio que más del 70 por ciento intentó votarlo. Schilling hasta el día de hoy ha recibido el 60.1% de los votos de las 159 boletas reveladas. Este es el décimo y último año de Schilling.

Barry Bonds y Roger Clemens están unidos para siempre, por lo que es un poco poético que se dirijan juntos a su décima y última temporada en la boleta electoral. Bonds obtuvo el 61,8 por ciento de los votos el año pasado, mientras que Clemens recibió el 61,6. No hay mucho que añadir aquí. Ambos lograron carreras de ensueño, con estadísticas del percentil 100, pero están conectados a PED ( uso de esteroides ) sin haber sido suspendidos nunca según la política de prueba actual que se implementó antes de que se retiraran. Nadie es un «quizás» aquí y la mayoría de nuestras mentes están decididas. Pero es la última vez, por lo que sigue siendo una gran historia.

Luego está Sammy Sosa. El dominicano aparece en la boleta electoral por décima vez simplemente como una formalidad en este momento. Solo obtuvo el 17 por ciento de los votos el año pasado y hoy aparece con el 25.0%, nada que hacer.

A-Rod y Big Papi aparecen en la boleta electoral por primera vez. A-Rod seguramente está en una situación similar ( incluso peor, diría yo ) que Bonds y Clemens. Hasta el momento ese «quizás» sobre él suena más negativo que positivo, recibiendo solamente el 42.1% de los votos.

El caso de Ortiz es diferente. Según los informes, estaba ( a través de New York Times en 2009 ) en una lista de jugadores que dieron positivo por PED en 2003, pero se suponía que era una encuesta anónima para ver si la liga necesitaba pruebas de drogas. Las pruebas formales y reales se implementaron en 2004. Ortiz nunca fue castigado en toda su carrera en la era de las pruebas. Ha negado el informe del New York Times de 2003 y el comisionado Rob Manfred ha dicho que es muy posible que el informe sea incorrecto. Todavía hay algunos que sostendrán el informe contra Ortiz y siempre hay algunos inconforme con lo del bateador designado. Pero Ortiz en el campo también fue convincente. Es uno de los nombres más intrigantes para ver este año, aunque hasta ahora nadie ha recibido un mayor porciento de votos que él ( 83.9 ). Al parecer, tiene una gran oportunidad de entrar en esta, su primera aparición.

 ¿ Qué otros recién llegados pueden evitar ser cinco por ciento ? La temporada pasada fue una clase general bastante débil de recién llegados, pero Mark Buehrle ( 11,0% ), Torii Hunter ( 9,5% ) y Tim Hudson ( 5,2% ) evitaron caer en la boleta en su primer intento. Sé que A-Rod es bastante polémico, pero es realmente difícil verlo caer de la boleta de una sola vez cuando Manny Ramírez todavía anda cómodamente ( 28.2% el año pasado en su quinto intento y ahora anda por 38.1% ). Más allá de A-Rod y Big Papi, hay otros nombres de primer año que vale la pena discutir en la boleta. Mark Teixeira es tres veces All-Star con cinco Guantes de Oro, un anillo de Serie Mundial, 1862 hits y 409 jonrones, sin embargo, hasta ahora no llega al 5.0% de los votos.

Jimmy Rollins es tres veces All-Star con cuatro Guantes de Oro, un anillo de Serie Mundial, un MVP, 2455 hits, 511 dobles, 115 triples y 470 robos ( ni siquiera llega al 15% de los votos ).

Joe Nathan ocupa el octavo lugar histórico en salvamentos, pero no está recibiendo el 5.0% de los votos. 

Prince Fielder es seis veces All-Star con tres resultados entre los cuatro primeros en la votación de MVP. Lideró la liga en jonrones una vez y carreras impulsadas una vez también.

Además, hay algunos otros con hardware aquí. Justin Morneau y Ryan Howard ganaron cada uno un MVP. Jake Peavy ganó un Cy Young. Tim Lincecum ganó dos. Pero los cuatro ahora mismo están en zona de eliminación. Diremos que entre los recién llegados solamente Ortiz parece entrar.

¿ Pueden Rolen, Helton, Wagner y Jones mantener el impulso ? Aparte de que nadie obtuvo el 75 por ciento de los votos, la historia más importante de la boleta electoral de 2021 fue el aumento de un pequeño puñado de jugadores. Scott Rolen estará a la mitad de sus posibilidades después de esta votación, pero también es muy probable que esté cerca de la inducción, si no del todo, al Salón de la Fama. Sus porcentajes han ido aumentando, respectivamente: 10,2, 17,2, 35,3, 52,9 y ahora aparece con 70.4 que lo mantiene con posibilidades de llegar al mínimo necesario.

Todd Helton está un año detrás de Rolen y tenía una mejor tendencia: 16.5, 29.2 y 44.9, pero hoy está en un 56.5. Quizás Larry Walker irrumpiendo a través de las dudas sobre el campo de fuerza que imprime el Coors lo está ayudando, pero no es suficiente por el momento.

Billy Wagner es sexto de todos los tiempos en juegos salvados y tiene mejores estadísticas de tasas en todos los ámbitos que Nathan y Papelbon. También se enfrenta a una pelea difícil, pero viene impulsado. Pasó del 16,7 por ciento al 31,7 y luego al 46,4 por ciento en los últimos tres años. Sin embargo, anda por el 48.2, no ha avanzado mucho por ahora.

Andruw Jones recibió un poco menos de apoyo el año pasado que los tres mencionados anteriormente, pero ha dado un gran salto. Después de solo el 7,3% y luego el 7,5 en sus dos primeros votos, respectivamente, obtuvo el 19,4 por ciento y luego, el año pasado, en su cuarta aparición, obtuvo el 33,9 por ciento de los votos. En estos momentos tiene el 48.8%, bastante mejorado, pero no parece alcanzarle.

Saltos como este muestran que tiene una oportunidad real de entrar en un futuro.

¿ Sheffield está tirando de Larry Walker ? Gary Sheffield también venía impulsado. A Sheffield solo le quedan tres oportunidades ( contando esta ). Durante sus primeros cinco años en la boleta, nunca obtuvo más del 13,6 por ciento de los votos. Luego pasó al 30,5 por ciento y el año pasado llegó al 40,6. Como tal, Sheffield necesita moverse casi un 35 por ciento en tres años. Es una tarea difícil, pero no carece de precedentes. Larry Walker obtuvo el 21,9 por ciento de los votos en su séptimo intento. Era su punto más alto en ese momento. Pero luego obtuvo el 34,1 por ciento, el 54,6 por ciento y el 76,6 por ciento para ganar la consagración en su décima y última papeleta. Si Sheffield está en una trayectoria similar, entrará. Ahora ha recibido el 47.0% de los votos.

Una cosa que se ha demostrado a lo largo de los años es que una vez que hay impulso, muchos de los votantes anteriores del «no» comienzan a sumarse al voto y algunos deciden que su postura anterior necesita modificarse. Sin embargo, Sheffield necesita más que un gran empujón este año. Una vez que llegue al rango del 60 por ciento, se convertirá en un tema lo suficientemente candente para sus seguidores para comenzar a llamar la atención de los detractores.

¿ Cuánto caerá al final Vizquel ? Omar Vizquel pasó del 37 al 42,8 y luego al 52,6 por ciento de los votos en sus primeras tres veces en la papeleta y ahora ha decaído drásticamente hasta un 10.7%. Al parecer, este retroceso se debe en gran medida a que en diciembre de 2020 se conoció la noticia de que Vizquel estaba bajo investigación por presunta violencia doméstica. Es posible que para cuando salió la noticia ya se hayan enviado muchas boletas para el Salón de la Fama. Aun así, cayó al 49.1 por ciento el pasado año. En agosto, se informó que Vizquel estaba siendo demandado por acoso sexual. La historia incluía una acusación de que se expuso a un niño cargabates que tiene autismo. Estos son asuntos mucho más serios que si Vizquel ingresa o no al Salón de la Fama del Béisbol. Vizquel podría quedarse en la boleta electoral, pero parece dudoso que se acerque a la inmortalidad.

Por mi parte, más de tres jugadores deberían obtener al menos el 75% de los votos, pero si entran Bonds y Clemens, teniendo en cuenta sus respectivas carreras y que están en su décima oportunidad de elegibilidad, me conformaría por este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba