NUEVOS RÉCORDS: Los Medias Blancas ARMARON una COLONIA CUBANA en Chicago

Por Juan Páez

Los Medias Blancas de Chicago son uno de los equipos más ricos en cuanto a población cubana se refiere no solo en el presente, sino en la historia. Actualmente, tienen cuatro antillanos en su roster activo, con José Abreu, Yasmani Grandal, Luis Robert y Yoán Moncada. Tal cifra no es suficiente, pues ahora tienen en sus filas al jardinero Oscar Luis Colás, tras firmarlo con un bono de 2.7 millones de dólares en el periodo de firmas internacionales.

Si usted se pregunta cuál es el récord de cubanos en aparecer por un mismo equipo en un juego de Grandes Ligas, permítanos decirle que no es descabellado pensar que los patiblancos puedan quebrar tal marca. El récord en la actualidad es de cinco isleños en un mismo choque, algo que ha sucedido 12 veces en la historia gracias a Washington (Senadores), Minnesota y California (Ángeles). Todas las ocasiones fueron entre 1944 y 1967.

Este récord se podría empatar o, ¿por qué no?, romper bien pronto. Aunque se espera que su paso por Ligas Menores sea bastante rápido, Colás (23 años) no es el único que estaría cerca de unirse al equipo grande de los Medias Blancas y engrosar la armada cubana en la Gran Carpa. Además del quinto mejor prospecto internacional según MLB Pipeline, también figuran jóvenes como Yoelqui Céspedes y Yolbert Sánchez, quienes podrían estar cerca de debutar en las Mayores. Un poco más lejos se ve venir a piezas como Norge Carlos Vera, Bryan Ramos o Alberto Bernal.

Obviamente, no significa que todos podrán coincidir en las Grandes Ligas al mismo tiempo y con los patiblancos. De hecho, esta será la última temporada en el acuerdo de Abreu, mientras que Grandal tiene contrato hasta la campaña del 2023, aunque en el caso de Pito es muy probable verlo terminar su trayectoria como bigleaguer siendo parte de la misma organización. Sin embargo, todas estas piezas aseguran que los Medias Blancas tendrán presencia cubana por un buen rato.

Para 2022, tanto Colás como Céspedes y las demás promesas cubanas mencionadas hacen que Chicago reciba toda la atención de los fanáticos cubanos no solo en la temporada de Grandes Ligas, sino también en la de Ligas Menores. Será importante ver cuál será el próximo ascenso al big show, qué tal se ve Colás en su primer año, cómo sigue subiendo Sánchez a través de todo el sistema y cómo puede lucir Vera desde el montículo en su segunda campaña con la organización.

Probablemente, por la próxima década, el club ahora dirigido por Tony La Russa será un equipo que brinde muchas alegrías entre la armada cubana en el mejor béisbol del mundo. ¡Atentos todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba