Visite nuestro canal de youtube

Contáctenos

Sancti Spíritus: por cambiar su historia en la pelota cubana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La base del equipo es la de esa selección sub 23 que obtuvo el campeonato hace unos años dirigidos por el mismo Eriel.
La base del equipo es la de esa selección sub 23 que obtuvo el campeonato hace unos años dirigidos por el mismo Eriel. (Web Screen Shot)

Por Alexander García

La mayoría pensó que podían entrar entre los ocho, pero nadie o casi nadie creyó que, a estas alturas, los Gallos de Sanctis Spiritus estarían liderando la clasificación de la Serie 60, restando solo cuatro juegos de manera oficial a la fase de clasificación. 

Sin tener el foco mediático de otros elencos, como sucede siempre con esos conjuntos que no engordan la vista de los medios nacionales y de los federativos, así los espirituanos han sorteado sin problemas la temporada, pues de un modo u otro se las han arreglado para estar en la parta alta de la tabla todo el tiempo. 

Pudiéramos estar hablando del equipo más estable de la Serie y sin discusión el gran revulsivo ha sido el manager Eriel Sánchez, ya que, si es verdad que la escuadra del Yayabo esta formada por talentosos jugadores, una mezcla de jóvenes estrellas y veteranos consagrados, resulta vital una persona con el liderazgo de Eriel para poder aglutinar a ese grupo y más aún hacerlos funcionar. 

La base del equipo es la de esa selección sub-23 que obtuvo el campeonato hace unos años dirigidos por el mismo Eriel, con Geyser Cepeda, Rodolexy Moreno, Dismany Ortiz, Loidel Rodríguez y Roberto Hernández por solo citar a los principales del grupo. Si a ellos se le suman los experimentados Yunier Mendoza, el legendario Frederich Cepeda y dos lanzadores acomodados en nuestro béisbol como Yoen Socarrás y Yamichel Pérez, los Gallos tienen equipo para rato, tal vez una mejor generación que aquella de los Gurriel y compañía. 

La gran interrogante radica en saber si el equipo podrá imponerse y ser determinante en el mismo instante que se de la voz de Play Ball en la postemporada, pues para nadie es un secreto que la gran deuda pendiente de los Gallos esta ahí y muchos hablan de una conciencia perdedora adquirida, pero en lo personal no creo, en verdad este elenco luce diferente, en ganas, en talento, en condiciones para poder pensar en grande. 

Muchos lo daban para estar entre los ocho y avalaban el potencial de sus jóvenes jugadores, pero lo logrado por los espirituanos en este campeonato merece todo el aplauso. Si a esto le añadimos que Eriel a logrado manejar muy bien a piezas claves en el picheo como Pedro Álvarez, quien tras un pésimo comienzo logró encontrar el rumbo en funciones de relevo. Al mismo tiempo también el zurdo Yamichel Pérez, de probada calidad en la pasada postemporada, pudo encontrar su mejor forma en el torneo y a estas alturas con el veterano Yoen Socarras en un momento óptimo, hay que creer en los Gallos para la discusión del campeonato. 

Ya al momento de escribir este texto, los Gallos aseguraron su boleto a la postemporada y como siempre el terreno dirá la última palabra, pero por ahora, han sido lo mejor de la Serie 60. 

Nos vemos a la vuelta.

2 Comments

  1. Felicidades a los gallos, es verdad q son lo mejor del momento, pero su historia llegara hasta q se cruce con matanzas en los playoff, no le ganan, han perdido ya 3 playoff con los cocodrilos, ahhh y siempre en el ultimo juego, o sea tienen la maldicion del pantano

    • Y ustedes llegarán hasta el cruce con los Alazanes, los he eliminado las dos veces en play off. Y una en el mismisimo Palacio de los Cocodrilos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*