Por José Alejandro Rodríguez Zas

En la parte baja del octavo inning, los Rays vencían 4×3 a los del Bronx, cuando apareció la figura del cuarto madero Anthony Rizzo, para empatar el juego sensacionalmente a la hora de recoger los bates, con un solitario swing. La conexión se produjo sobre una slider a 83 mph lanzada por el relevista de Tampa Bay, el zurdo Brooks Raley y mandó la pelota hasta los 360 pies de distancia por el jardín derecho.

La bola salió del bate de Rizzo a una velocidad de 98 mph y se convirtió en su cuadrangular número 28 de la temporada de MLB y el primero desde que llegó a Yankees para empatar un partido después de la octava entrada, por lo que de cierta forma la conexión fue histórica para él.

Además, fue el primer vuelacercas que permite Riley de un bateador zurdo desde el 20 agosto de 2020, casi dos años después.

Al cierre de esta nota, el choque continuaba 4×4 en el noveno episodio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba