Serie 60: ¿será el año de Yosimar Cousin?

Un aspecto a tener en cuenta es su control, pues resulta conocido que su principal lastre radica ahí, pero igual, quitándole y poniéndole a la bola, buscando los rompimientos, logra franquear las complicaciones y, hasta ahora lo ha hecho muy bien.

Un aspecto a tener en cuenta es su control, pues resulta conocido que su principal lastre radica ahí, pero igual, quitándole y poniéndole a la bola, buscando los rompimientos, logra franquear las complicaciones y, hasta ahora lo ha hecho muy bien.
Un aspecto a tener en cuenta es su control, pues resulta conocido que su principal lastre radica ahí, pero igual, quitándole y poniéndole a la bola, buscando los rompimientos, logra franquear las complicaciones y, hasta ahora lo ha hecho muy bien.

Por Alexander García

   Quizás su actuación en el partido inaugural ante Matanzas no diga mucho, pero igual, ganó, lanzó siete innings con cuatro carreras permitidas y recetó buena cantidad de ponches. Lo cierto es que si Borroto decidió que fuera él quien abriera el primer juego en Matanzas, su razón tendría y los hechos le avalaron. 

   Para muchos los primeros break del partido decantaron su curso a favor de los camagüeyanos, pero igual, Cousin fue determinante en momentos específicos del juego, dominando a hombres claves como Yasiel Santoya; mostrándose frío, sereno, dominante, enseñando -incluso- un cambio de velocidad que asombró a todos, pues, de poder dominar este lanzamiento (con su velocidad y las otras armas que tiene), ¡hay que tenerle miedo, señores! 

   Ante la ausencia de Yariel Rodríguez, su oportunidad para ser protagonista es esta que tiene en la Serie 60; pues si bien Cousin había demostrado su talento en campañas anteriores, sobre todo en el último playoff, también es cierto que ha estado carente de una sólida actuación que lo encumbre al estrellato de una vez. 

   Muchos hablan del trabajo que han realizado con él, para esta temporada, hombres como José Manuel Cortina y Pedro Luis Lazo, dos avezados en el arte de lanzar; pienso que con lo demostrado en la recta inicial y con dos victorias más después del día inaugural frente a Matanzas, ya se puede ver parte del resultado. 

   En un torneo donde las carencias de buenos lanzadores son evidentes, Yosimar puede ser la luz que, junto al ya mencionado Yariel Rodríguez, puede guiar a Camagüey al tan ansiado título. 

   Si bien no hubo juegos de preparación, si fueron meses de espera y la falta de training puede hacer mella en el rendimiento de muchos jugadores, Cousin sortea con determinación las dificultades y logra dominar a su antojo. 

   Un aspecto a tener en cuenta es su control, pues resulta conocido que su principal lastre radica ahí, pero igual, quitándole y poniéndole a la bola, buscando los rompimientos, logra franquear las complicaciones y, hasta ahora lo ha hecho muy bien. 

    Estimados lectores, si antes hubo un Omar Luis, luego un Vicioandry Odelín y después otros como: el zurdo Eriel Sánchez, Norge Luis Ruiz y, el ya mencionado, Yariel Rodríguez, hoy Yosimar Cousin se pinta sobrado para estampar su huella en la pelota cubana. 

   Sin discusión, en el contexto actual por el que atraviesa nuestra pelota, con una temporada de 75 juegos incluidos, sí pienso que esta será la Serie de Yosimar

   Nos vemos a la vuelta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*