EL FENÓMENO Shohei Ohtani ya empezó a cosechar premios en Grandes Ligas

October 27, 2021
Shohei Ohtani recibió el Premio del Comisionado al Logro Histórico, entregado por Rob Manfred

Por Dency Milán

En la temporada 2021 regular de Grandes Ligas-MLB, hubo un sin números de datos, récords, marcas, curiosidades y de todo lo que pueda recordar un fanático. Pero hay un hecho que todos recordaremos por encima de todo, y tiene que ver con la explosión del talento del fenómeno Shohei Ohtani.

El pelotero de dos vías dejó una estela de bocas abiertas y recuerdos inmemorables por cada estadio que pasó, conectó jonrones de dimensiones mayúsculas, lanzo desde el box rectas supersónicas, acumulo números impresionantes y corrió por las bases como gacela que lleva el viento a su favor. Nada en esta temporada le salió mal, incluso las lesiones lo respetaron.

Todos esos logros y buenas actuaciones lo llevaron a participar en el Juego de Estrellas, nominaciones al Jugador Más Valioso de la Liga Americana (MVP), Jugador del Año y Bate de Plata.

En la campaña del 2021, Ohtani se convirtió en el primer jugador en la historia de las Grandes Ligas en ser convocado al Juego de Estrellas como bateador y lanzador. Por primera vez en los 88 años de vida del Juego de Estrellas, un jugador fue lanzador abridor y el bateador designado de un equipo.

Durante su asombrosa temporada, Ohtani pegó 46 jonrones, 26 dobles y ocho triples, empujó 100 carreras, anotó 103, robó 26 y recibió 96 boletos como bateador. Como lanzador estrella de los Angels tuvo marca de 9-2, 3.18 de efectividad en 130.1 entradas lanzadas y 156 ponches en 23 aperturas, limitando a los oponentes a un promedio de .207 y WHIP de 1.09.

Ohtani es el primer lanzador en hacer múltiples aperturas en una temporada mientras lideraba las Grandes Ligas en jonrones desde el Salón de la Fama, Babe Ruth, en 1919. Se convirtió en el primer jugador en la historia de la MLB en registrar más de 10 HR como bateador y más de 100 ponches como lanzador en la misma temporada. Además, se convirtió en el único jugador en la historia de la MLB con más de 20 estafas y más de 10 apariciones desde el box en la misma temporada. De sus 23 aperturas, en 20 bateó en la alineación de su equipo, el primero que lo hace más de tres veces en la Liga Americana desde que existe el Bateador Designado.

Todas estas hazañas lo pusieron en los reflectores de cuanta persona sigue el béisbol, al punto tal que el comisionado de Grandes Ligas-MLB Rob Manfred tuvo palabras de elogio y decidió otorgarle el “Premio del Comisionado al Logro Histórico”, antes del primer encuentro de la Serie Mundial, entre los Atlanta Braves y los Houston Astros en el Minute Maid Park.

“La temporada 2021 de Shohei Ohtani será recordada para siempre. Su excelencia general capturó la imaginación de todo el mundo y demostró la grandeza de nuestro juego. Grandes Ligas tiene el honor de reconocer los increíbles logros de Shohei en 2021, y esperamos con ansias sus hitos por venir», dijo el comisionado Rob Manfred.

El nacido en Japón, de los Los Ángeles Angels, es apenas el decimosexto ganador del reconocimiento, que fue creado por la oficina central de las Ligas Mayores del béisbol estadounidense para reconocer los logros y contribuciones de importancia histórica al juego.

La última vez que se entregó este importante galardón fue durante la temporada 2014, cuando Derek Jeter y Vin Scully lo recibieron. Otros beneficiados con el premio.

Cal Ripken Jr. en conmemoración del final de su legendaria racha de juegos consecutivos (1998), ese mismo año Mark McGwire y Sammy Sosa por su enconada batalla por el liderato de jonrones y la marca récord de MLB.

Barry Bonds por su récord de jonrones en una temporada y Rickey Henderson por sus récords de bases robadas, bases por bolas y carreras anotadas, ambos en 2001. También en ese año Tony Gwynn, por sus ocho títulos de bateo en la Liga Nacional y los Seattle Mariners por su marca de temporada regular de 116 victorias.

En 2004 a Roger Clemens por su victoria número 300 y récord de premios Cy Young. Al año siguiente Ichiro Suzuki por su récord de hits en la temporada 2004.

Roberto Clemente, póstumamente, durante el Juego de Estrellas de 2006 en Pittsburgh, y lo recibieron su esposa Vera y a toda la familia Clemente.

Rachel Robinson tuvo el honor de tenerlo en 2007, en el 60 aniversario de la ruptura de la barrera del color por parte de su esposo Jackie y por el avance de su legado y servicio a los jóvenes durante toda su vida.

El jardinero Ken Griffey Jr. en 2011 por su gran carrera en Grandes Ligas, y por ser uno de los jugadores más querido de todos los tiempos.

El cerrador estelar Mariano Rivera, quien se retiró como líder de salvamentos de todos los tiempos del juego. Sin ninguna duda esta temporada será recordada por el regreso de una temporada de 162 juegos, luego que en 2020 se jugaran solo 60 por la pandemia vivida, contratos de jugadores astronómicos, jóvenes impactando el beisbol, récords en juego de cero hits – cero carrera para una temporada, pero nunca podremos olvidar al fenómeno Shohei Ohtani.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba