Por William Roque

Ambos equipos salieron en busca de los tres puntos y jugaron de poder a poder, concientes que después tienen que medirse a Serbia y al pentacampeón Brasil, los rivales más fuertes del grupo y grandes favoritos al título.

La primera mitad fue muy pareja y se fue sin goles. Al minuto 48 el delantero del Mónaco, Breel Embolo, a pase del histórico Xherdan Shaqiri puso el 1-0 que a la postre fue definitivo.

Aunque fue su primer gol en mundiales, Embolo no lo celebró por respeto ya que nació en la ciudad camerunesa de Yaundé y se convirtió en el PRIMER jugador que le marca a su país de nacimiento en TODA la historia de la Copa del Mundo.

Esta fue la octava derrota consecutiva de los «Leones Indomables» en Mundiales de Fútbol y se extiende la sequía goleadora de la selecciones africanas en la presente edición ya que Senegal, Túnez, Marruecos y ahora Camerún no pudieron hacerse presentes en el marcador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba