Por Pablo Pichardo

Desde que en la temporada del 2015 con apenas 22 años el lanzador de los Mets de Nueva York Noah Syndergaard realizara su debut en Grandes Ligas dejó gran muestra del extraordinario lanzador que podía convertirse.

Aquel 12 de mayo con apenas 22 años y 256 días se convertía en el jugador 20 882 que disputaba un encuentro en Las Mayores según estadísticas de Baseball Reference. Syndergaard lanzó durante 5.1 entradas en las que apenas permitió tres anotaciones y seis imparables a pesar de sufrir su primera derrota de su carrera contra los Cubs.

Seis temporadas en MLB con los Mets disputó el nacido en Mansfield en los cuales las lesiones nunca se alejaron por completo, pero aún así logró dejar renta de 47 éxitos con apenas 31 derrotas mientras su efectividad fue de 3.32 en las más de 700 entradas que trabajo donde propinó 777 ponches (9.7 por cada salida de nueve entradas).

Precisamente Noah fue noticia antes del paro laboral en Grandes Ligas debido a su nuevo contrato con los Angelinos de los Ángeles tras haberse negado a la oferta calificada que le hizo su antiguo equipo después de concluir la temporada del 2021.

A pesar de la sobrada calidad de Noah mucho está en juego para el equipo californiano con su contratación debido a sus constantes lesiones que apenas lo han dejado trabajar par de entradas en las dos últimas temporadas.

En las últimas jornadas nuevamente «Thor», como es conocido en el béisbol, fue noticia al conocerse que portará en su espalada el dorsal #34, el cual posee una triste historia para el equipo de los Ángeles.

El último jugador en usar el dorsal #34 fue el joven Nick Adenhart durante la ya bien alejada temporada del 2009, pero precisamente este lanzador de quien se esperaban grandes resultados murió después de apenas realizar tres salidas al montículo en un trágico accidente de autos.

Es por esto que en las últimas horas según informó el diario The Athletic Syndergaard recibió el apoyo de la familia Adenhart que además expresaron su deseo de ver al nuevo lanzador de los Angelinos ganando el premio Cy Young.

“Realmente pensamos que no hay nadie mejor para vestir el 34 que Noah Syndergaard. Apreciamos el lanzador que es y su espíritu competidor. Esperamos que genere conversación. Hay toda una generación que no conoce la historia de Nick y creemos que es el momento correcto para hacerlo”.

De esta forma Noah tiene el total apoyo no solo del equipo sino también de una leyenda como se convirtió Nick Adenhart para los Angelinos para buscar regresar a los planes estelares a esta selección junto a los estelares Mike Trout y Shohei Ohtani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba