Puig hizo un TIRAZO y presumió en redes sociales con dedicatoria incluida

July 3, 2021
Si Yasiel Puig no está jugando en las Grandes Ligas en estos momentos no es precisamente por su calidad como jugador

Por Franco Miguel Alvariño

Si Yasiel Puig no está jugando en las Grandes Ligas en estos momentos no es precisamente por su calidad como jugador. Sus herramientas para jugar béisbol lo hacen un atleta diferente, capaz de lo mejor y lo peor, aunque la parte negativa casi siempre está ligada a factores extra deportivos.

En la noche del viernes, 2 de julio, en el encuentro entre el Águila de Veracruz y los Piratas de Campeche dejó una pequeña muestra de cómo se ganó a los aficionados de Los Ángeles Dodgers cuando comenzó su pasó por la MLB.

El equipo local amenazaba con abrir el marcador en la primera entrada. Los Piratas tenían corredores en primera y segunda con un out, cuando empuñaba el cuarto madero Alex Valdez. En cuestión de segundos todas las cámaras del estadio apuntaron hacia el jardín derecho, allá estaba el hombre espectáculo de la Liga Mexicana de Béisbol.  

“Caballo Loco” recibió el indiscutible del zurdo de Campeche. Sin muchos apuros dirigió su mirada hacia el corredor de la intermedia. Es necesario decir que Puig no atacó la bola, que tal y como efectuó la jugada parecía fácil, que el home estaba cerca y que el corredor se cayó en el camino.

La realidad es que el oriundo de Cienfuegos, Cuba, sale a la grama de los estadios en México con un nivel superior al resto de los jugadores. En el tiro de los jardines al plato no tuvo que excederse, tiro casi sin hacer movimientos y dibujó la bola en la mascota del receptor, para que esperara con tiempo suficiente al corredor.

Al término del partido, el jugador de Veracruz publicó en su cuenta oficial de Twitter sobre la jugada “mi forma favorita de sacar out a un oponente”. En realidad todo el que conoce la potencia de Yasiel lo piensa una y otra vez para intentar alcanzar una base más con una conexión a la zona del cubano.

Tras los muchos incidentes que tuvo dentro y fuera de los terrenos de la MLB, Puig tuvo que buscar en México una alternativa para regresar al béisbol profesional. La estrategia de mostrarse a las franquicias de la Gran Carpa está funcionando. Su juego sigue siendo explosivo, su bate poderoso y las herramientas de fildeo una garantía. Ahora toca esperar que los inversores decidan apostar por un “caballo loco” .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba