NO LOS PARA NADIE: Urrutia y Gigantes van cuesta arriba. Resumen LIDOM

Por Jesús Alaín Fernández / @JesusLCA2017

¿En qué momento un vino está en su mejor capacidad para sorprender? Si nos guiamos por Henry Urrutia y su temporada 2021 en LIDOM sin dudas es a los 34 años. La temporada que el tunero está teniendo después de cambiar el tequila por un buen trago de “mamajuana” y su firma con Leona Sports ha abierto un nuevo horizonte. Para solo tener una idea, en 27 encuentros Henry ha pegado de hit en 20 y 10 han sido partidos con más de un imparable, además de los seis jonrones conectados.

Urrutia (4-2, RBI, .432 de promedio ofensivo), quien se ha anclado como tercer madero en una alineación de lujo, lideró a los Gigantes del Cibao en su victoria 3-0 ante los Tigres de Lidey. El torpedero Hanser Alberto (4-1, 2 RBI) lo secundó con el bate en la mano, mientras que las anotadas fueron a cuenta de José Siri (1) e Isaac Rodríguez (2).

Logan Ondrusek (5.0, 1 H, 2 BB, 5 K) alcanzó su segunda victoria del torneo mientras que Albert Abreu (5.2, 4 H, 1R) cargó con el revés (1-2) mientras rebajaba su efectividad a 0.59 en la ronda de Round Robin, para ubicarse en la cima de los líderes del departamento superando al Guerrero cubano que tiene 0.59.

La ofensiva azul estuvo ausente del encuentro al solo producir cuatro imparables y ninguno de ellos de más de una base.

Mientras tanto en el Valle de la Muerte (Estadio Cibao, casa de las Águilas Cibaeñas) las Estrellas Orientales probaron su buen estado de forma y ampliaron a cuatro su racha ganadora (7-6).

El rally que puso el encuentro en punto de mate llegó en la misma primera entrada cuando los paquidermos pisaron el plato en tres ocasiones empujados por Yamaico Navarro (5-2, 1 RBI, 1 R) en jugada de selección y Domingo Leyba (5-1. 2 RBI) con cañonazo de hit a la pradera derecha. A esas se añadió el tiro de gracia en la cuarta mediante la combinación Junior Lake (4-2, 2 R) y Robinson Canó (5-2, R, RBI) para redondear una ventaja de cuatro.

 A pasar de la reyerta generada en la sexta cuando llenaron las bases sin outs al abridor Andy Otero (5.0, 2 H, R, 2 BB, 0.84 de ERA y 0.75 de Whip) los dueños de casa no pasaron de una anotación (impulsada de caballito por base por bolas del lanzador relevista Abad a Eric Filia), en gran medida por el doble play salvador en conexión de Juan “La Patana” Lagares. Luego Melki Cabrera “la puso amarillita” sacando la bola más allá de los límites por el izquierdo y generando dos anotaciones que recortaron la desventaja y pusieron el último tercio interesante, pero no más.

El resultado final de 4-3 perfila mucho mejor el cierre del Round Robin y ahora mismo las probabilidades de una final entre Gigantes del Cibao (9-4) y Estrellas Orientales (7-6) son muy altas, aun cuando restan cinco partidos para terminar la etapa. Los Tigres (5-8) con racha negativa de cuatro derrotas consecutivas no se dan por vencidos y recién anunciaron la incorporación de cubano Yasmany Tomas, “El Tanque”, para la recta final, mientras que las Águilas (5-7) intentarán hacer la hombrada pues aún tienen posibilidades matemáticas y sacar provecho a los dos encuentros entre Gigantes y Estrellas pendientes en el calendario.      

Para la cobertura completa, el resumen del resto de las jornadas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba