Urrutia siguió en modo productor, Estrellas en ascenso, Licey paró racha adversa, Águilas remontaron vuelo. Resumen LIDOM

Por Jesús Alaín Fernández/@JesusLCA2017

Se reiniciaron las acciones en la Liga Dominicana y si algo está quedando claro es que los paquidermos pusieron combustible para llegar a la meta a toda máquina. La tabla de posiciones se estira ya como un acordeón y la distancia entre Estrellas y Toros se hace inmensa.

Rachas negativas rotas, robo de home y excelentes actuaciones monticulares matizaron el arranque de la semana seis de LIDOM. Aquí te contamos.

Estrellas Orientales no pierden ni de broma

El Tetelo Vargas vio como el melenudo Christopher Molina (1.85 de efectividad y 0.78 de Whip) caminaba cinco capítulos completos en los que solo permitió dos embasados (un hit y un pasaporte gratis). Y el temor a la derrota creció cuando Albert Pujols anotó de piernas con doble y luego error de Pancho Urbaez que le abrió el home.

Pero lo que no podían imaginar, o mejor, si debían saberlo, es que la casta no se destiñe. Junior Lake, de piernas y corazón, anotó en la séptima entrada la carrera de la igualada. Boleto, llegar a tercera con imparable a los jardines y robarse el home (primero out y luego de la revisió decretado safe) es parte de lo que el capitán de las Estrellas puede hacer para mostrar que su equipo está completamente en función de un título de liga.

Jeremy Peña (3-1) y Domingo Leyva (3-1) impulsaron en la octava las otras dos anotaciones y Ronel Blanco se llevó la victoria (3-0) mientras que Wirfin Obispo cargó con su onceno juego salvado.

Rhinel Cruz (0-2) fue el lanzador derrotado y ahora los dueños de casa tienen alforja de 17-10 con tres victorias al hilo mientras los visitantes quedaron en 12-15 para anclar en el quinto puesto de la tabla de posiciones.

Las Águilas anidan una vez más sobre los Gigantes en el Julián Javier

Wendolin Bautista (4-1, 1.38 de efectividad) y Gabriel Ynoa ((0-1, 5.14) se vieron enrolados en un duelo de lanzadores que llevó hasta la sexta entrada las grandes decisiones.

Con el partido 1-0 a favor de los visitantes llegaron de visita al diamante los cuadrangulares consecutivos de Danny Santana y Zoilo Almonte. La ventaja  fue suficiente para que la rebelión tardía de los Gigantes no rompiera plato.

 En la séptima un hit al center del emergente Moises Sierra se conjugó con el error defensivo de Leody Taveras y la roleta a segunda de Diego Goris para romper el 0. Luego el cubano Henry Urrutia (3-1, 1 2B y una empujada) hizo lo suyo para traer a Marcell Ozuna (4-1, 1 R, 1 2B) hasta la registradora.

El marcador final del 3-2 decretó la victoria a cuenta de Wendolin Bautista y Neftalí Féliz sumo el cuarto partido salvado.

Los Tigres destruyen la maldicion después de dos años completos

Se necesitaron dos años y 11 días para parar la racha. Sólo 14 derrotas más tarde los felinos volvieron a derrotar a los Toros del Este en un partido de serie Regular.

El encuentro celebrado en el Estadio Quisqueya Juan Marichal fue testigo del debut del cubano Yasiel Puig (4-1, 1 K, .200) en la pradera central pues no había alineado aun a la defensiva taurina.

Hanley Ramirez, ex compañero de Puig en sus años mozos cuando vestian de Dodger, pegó dos imparables en dos turnos mientras que Andrew Knizner y Emilio Bonifacio hacían los mismos hits en cuatro oportunidades al bate. Hanley (dos anotadas y una impulsada) y Andrew Knizner (dos impulsadas y una anotada) hicieron bien rentables sus chances mientras que por los derrotados solo Peter O´Brian (4-1 con jonrón solitario) cruzó sobre el home.

El debutante Austin Bibens-Dirkx (1-0) fue el lanzador ganador mientras que Bryan Abreu puso nombre a la derrota.

Los taurinos siguen sumidos en la mala racha que los lleva al sótano. Tres derrotas consecutivas y sólo tres victorias en las útimas diez apariciones son un mal presagio para la novena de la Romana.

Los Toros son últimos en promedio ofensivo (.221) en jonrones conectados (6), hits (191), y lideran la liga en corredores dejados en circulación (231). Con un OBP de lujo (159 bases por bolas que son el doble practicamente de las recibidas por cualquiera de los otros participantes) no logra producir las anotaciones a la hora importante. Y para colmo de males, su picheo es quinto en efectividad, por lo que su diferencial de anotaciones es de -18.

Nada, que si no aparecen batarias nuevas para los Toros bien pronto quedará uno menos en la pelea por la postemporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba