Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Este sábado los equipos de la Liga Mexicana de Béisbol, Los Diablos Rojos del México y los Guerreros de Oaxaca celebraron el segundo juego de la serie entre ambos. Fue un encuentro donde se fabricaron muchas carreras (35 en total), finalizando con victoria para los locales (Diablos Rojos) 18×17. El inicialista del conjunto vencedor, el hombre de 6’4″ y 310 libras de peso corporal, Japhet Amador, fue el más destacado a la ofensiva al batear de 4-3 con tres carreras remolcadas y una base por bolas.

En el choque efectuado en el Estadio Alfredo Harp Helu se dio una desagradable situación al vaciarse las bancas en la séptima entrada luego de que el antesalistas Kristian Delgado recibiera un pelotazo, el receptor del equipo visitante, Gabriel Lino, que estaba en la intermedia, había cruzado palabras con el lanzador del equipo local Adrián De Horta y el catcher Julián León, hasta que se fueron a las manos. Ambos conjuntos, incluyendo los bullpens, fueron al encuentro y algunos hasta llegaron a intercambiar golpes.

Los Diablos Rojos ahora tienen marca de 49-34, mientras que los Guerreros siguen con récord negativo de 34-52. El lanzador ganador fue el diestro Conner Greene (2-0) y el derrotado el también derecho Esteban Bloch (2-4). El relevista Gonzalo Ochoa (derecho) se apuntó su primer juego salvado de la campaña.

Fueron expulsados del choque: Lino, Justin Byrd y Orlando Piña por los Guerreros. Además de Jesús Fabela, León y De Horta por los Diablos Rojos. El lanzador de los Diablos Rojos, Bruce Rondón, también fue expulsado del juego en la novena entrada por el árbitro de 1B Rafael Martínez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba