SE VACIARON LAS BANCAS en juego Reds vs Cubs

May 2, 2021
Esta no es la primera vez que Garret y Báez se enfrentan en un terreno de juego

Por José Alejandro Rodríguez

El lanzador relevista de los Cincinnati Reds, Amir Garret, tiene todavía suficiente pólvora en sus lanzamientos como para dominar a sus rivales en las Grandes Ligas… pero también para encender la llama de la pelea en cualquier terreno de beisbol.

Y en la jornada de este sábado, el zurdo californiano de 28 años de edad, volvió a hacerlo una vez más. Su actitud desafiante sobre el box, provocó que se calentarán los ánimos y se vaciaran las bancas en el juego de su equipo contra los Chicago Cubs.

En la parte alta del octavo episodio, cuando vencían los Cubs 3-2 a los Reds, Garret ponchó al inicialista de Chicago, Anthony Rizzo, con una slider a 86 millas por hora que hizo lucir muy mal al bateador, tirándole totalmente descolgado.

Rizzo, quien se caracteriza por ser un pelotero respetuoso, pero de sangre caliente, inició su camino hacia el banco de su equipo, como si nada hubiera pasado. Pero Garret, eufórico por el ponche, adoptó una postura muchas veces criticada por los seguidores del beisbol, basados en las famosas “reglas no escritas”, que relacionan algunas conductas “prohibidas” en los terrenos y celebra la ética del beisbolista.

Obviando todo eso, el pitcher comenzó a gritar y a darse golpes en el pecho, celebrando el ponche de una forma desmedida, con su vista fija en Rizzo y a ratos mirando hacia el banco de los Cubs. Rizzo prácticamente obvió lo que sucedía, pero desde el dogout rival, no recibieron muy bien la actitud de Garret.

Uno de los primeros en reaccionar fue el boricua y camarero de los Cubs, Javier Báez, quien salió como una exhalación del banco, junto a otros de sus compañeros, para poner fin a aquella actitud desafiante de Garret. Y lo que ocurrió después, ya es harto conocido en el mundo del beisbol de Grandes Ligas.

Vea usted lo ocurrido y juzgue por sí mismo la escena:

Como se aprecia en el video, Báez desafió a pelear al lanzador rival en pleno partido y de no ser detenido por el antesalista de los Reds, Mike Mustakas, en su camino al box, cualquier cosa pudo haber ocurrido en ese momento.

Ambas bancas se vaciaron por completo de forma casi inmediata, pero realmente no hubo nada que lamentar. El receptor de los Reds, Tyler Stephenson, detuvo todo el tiempo a Garret para evitar el enfrentamiento, mientras Mustakas hacia lo propio con Báez. Rizzo, por su parte, aportó sazón a la caldosa, pero sin males mayores.

La escena se limitó, por suerte, a intercambios verbales entre los peloteros y alguna que otra palabrota. Los árbitros lograron controlar rápidamente la situación y no hubo que lamentar ninguna expulsión en el partido. Sin embargo, aún debemos esperar que MLB se pronuncie al respecto y pudieran venirse medidas adicionales.

Esta no es la primera vez que Garret y Báez se enfrentan en un terreno de juego. Ya anteriormente, en el 2018, un ponche propinado por Garret al puertorriqueño también provocó que se vaciaran las bancas, ante la excesiva celebración del lanzador, lo cual el boricua no asimiló de la mejor manera.

Aquí el video de lo ocurrido en aquella ocasión:

Finalmente, los Cubs se llevaron el éxito ante los Reds con el mismo marcador de 3-2 y el altercado solo sirvió para darle un matiz rebelde al partido.

1 comentario en “SE VACIARON LAS BANCAS en juego Reds vs Cubs”

  1. Lo más llamativo de ese momento no es como se vaciaron las bancas rapidamente sino como el arbitro principal viendo el espectáculo ni se inmutó y actuó con el «pasillo de Michael Jackson» echándose pa atrás como «Poncio Pilatos» como si disfrutara de ese momento con una frialdad impresionante. Despues dicen que en los potreros de Cuba solamente pasan cosas inauditas y salvajes, y miren lo que vemos en la gran carpa. Para que vean que ningún lado es
    perfecto aunque tenga el mayor billete del mundo. Vamos a justificarlo porque vive en un pais capitalista y él está para arbitrar solamente, a él no le pagan por meterse en la bronca digopor poner la mano, digo poner su autoridad en la candela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *