Yasmani Grandal tuvo una RARA, pero PRODUCTIVA temporada en 2021

November 14, 2021
Yasmani Grandal justificó su sueldo con un tremendo año con los Medias Blancas de Chicago

Por Juan Páez

La segunda temporada de Yasmani Grandal con los Medias Blancas de Chicago fue singularmente memorable. Aunque tuvo puntos raros, fue otra productiva cosecha para el receptor de los patiblancos, que apareció en 93 encuentros en la campaña 2021 con el equipo dirigido por Tony La Russa y sufrió una lesión de peso a mitad de la ronda regular.

La hoja estadística de Grandal es para deleitarse y reírse con las ironías del béisbol. Si usted nos dice que el catcher bateó solo para .240 de average, nosotros le diremos que tuvo un promedio de embasado de .420 —tal marca habría sido la tercera más alta en Grandes Ligas si el isleño hubiera tomado las apariciones necesarias al plato para aparecer entre los departamentos de promedios—. Si usted nos dice que se ponchó 82 veces en 93 juegos, nosotros le diremos que recibió 87 bases por bolas.

De hecho, fue tanta la habilidad de Yasmani para conseguir pasaportes que empató un récord que compartían Babe Ruth y Bryce Harper, de más transferencias en un lapso de cuatro encuentros. La razón es que, entre el 1 y el 8 de mayo, sacó 13 boletos. Con tal cantidad, además de situarse al lado de Ruth y Harper, rompió la marca histórica de los Medias Blancas, en poder de Jim Thome (2007) y Eddie Collins (1915), ambos con 11 bases gratis en cuatro compromisos.

Pero eso no es todo. Lo más impresionante de lo hecho por Grandal en la campaña 2021 de las Mayores es la frecuencia con la que consiguió extrabases. En apenas 279 turnos legales con el madero, el careta pegó nueve dobles y sacó 23 pelotas del parque. Casi la mitad de sus indiscutibles fueron batazos de dos o más almohadillas: 32 de 67. Eso le da un porcentaje tremendo de 48 %, el más alto de su trayectoria. Tal 48 % es la novena más alta para un bateador de la Liga Americana, solo que Grandal acumuló apenas 375 viajes totales al plato.

El motivo de su tan bajo número de apariciones en la caja de bateadores es que estuvo fuera entre el 6 de julio y el 27 de agosto por una lesión en la rodilla izquierda, que le obligó a someterse a cirugía en plena zafra.

Grandal, el cubano que más cobró en 2021, completó su accionar con 62 carreras impulsadas, 60 anotadas y una línea ofensiva de .240/.420/.520/.939. Ese porcentaje de slugging y su OPS de .939 son los más altos para él en cualquiera de sus 10 campañas como grandeliga.

El backstop parece estarse convirtiendo en un bateador de élite, un toletero que sigue puliendo su disciplina en el box y convirtiéndose en un leñador más peligroso. Esta temporada no solo mejoró sus porcentajes de boletos (23.2 %) y ponches (21.9 %), sino que también tuvo marcas inéditas en cuanto a cuadrangulares. Su porcentaje de jonrones por apariciones al plato (6.1 %) y su frecuencia de vuelacercas por cada turno al bate en promedio (12.1 VB/HR) fueron los registros más altos de su carrera.

En la postemporada, Grandal nuevamente falló en poner en práctica su éxito de la ronda regular. Aunque conectó un jonrón y remolcó cuatro carreras ante los Astros de Houston en la Serie Divisional de la Liga Americana, solo consiguió par de hits en 14 chances válidos.

La campaña del 2022 será la penúltima de un contrato de cuatro años y 73 millones de dólares. El reto de Grandal será poder estar más tiempo en el terreno de juego, alejarse de las lesiones y tratar de repetir o mejorar sus estadísticas del 2021.

1 comentario en “Yasmani Grandal tuvo una RARA, pero PRODUCTIVA temporada en 2021”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba