Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Si las otras dos posiciones del outfield están minadas de grandes toleteros, esta no es la excepción. El jardín derecho lo patrullan principalmente jugadores con un potente brazo y con cualidades ofensivas. En estos momentos hay varios jugadores talentosos que se desempeñan en el RF, como son los casos de Mookie Betts, Aaron Judge y Bryce Harper, pero es muy temprano para incluirlos entre mis 10 favoritos de siempre. A lo largo de la historia son muchas las luminarias que se han lucido en el RF, hay demasiado material para escoger solamente 10, pero lo intentaré, aunque se queden fuera de mi lista varios que también merezcan hacer el grado. Imagínense un jugador de la talla del canadiense Larry Walker, de Dave Winfield o Al Kaline, no estar en esta lista, aunque los tuve en cuenta al igual que a otros estelares RF, me decidí por estos diez:

1- Babe Ruth: Simplemente el mejor exponente del béisbol en la historia. No tengo otra calificación para George Herman Ruth. Puede que algunos no estén de acuerdo con esta afirmación, pero no es la mayoría. «The Bambino» o «The Sultan of Swat» fue el bateador más temido en el plato que jamás se haya visto. Lo que hace que Ruth se destaque entre sus compañeros es que además de ser un extraclase con el madero, lanzó durante 10 temporadas y ganó 20 juegos dos veces. Su mejor campaña fue en 1916, con marca de 23-12 con efectividad de 1.75 ( líder de la AL ) y nueve blanqueadas ( también líder ) lanzando para Boston. Luego con los Yankees tuvo sus mejores temporadas ofensivas. Ruth terminó su carrera con un promedio de bateo de .342, con 714 jonrones, 2214 carreras impulsadas, 2174 carreras anotadas, 123 bases robadas y 2062 bases por bolas. Es líder de todos los tiempos en: OBP .474, SLG .690, OPS 1.164 y OPS+ 206. Babe fue MVP en 1923, ganó un título de bateo, participó en 2 Juegos de Estrellas y ganó la Serie Mundial en 7 ocasiones. Ruth lideró la Liga Americana en diferentes renglones ofensivos en múltiples temporadas, entre ellas: 8 veces las carreras anotadas, en 12 oportunidades fue el rey de los cuadrangulares, 5 veces las carreras impulsadas, en 11 ocasiones las bases por bolas y 6 veces el total de bases. Su ex-compañero de equipo Joe Dugan, una vez dijo: «Para entenderlo, tenías que entender esto: no era humano».

2- Hank Aaron: «Hammerin’ Hank», como le llamaban, fue un productor consistente tanto en el plato como en el campo, alcanzando la marca de .300 durante 14 temporadas ( ganó dos títulos de bateo ), 30 jonrones 15 veces ( 4 títulos de HR ), 90 carreras impulsadas 16 veces ( 4 veces líder ) y capturó tres premios Guante de Oro, con 25 selecciones al Juego de Estrellas. Mil novecientos cincuenta y siete fue posiblemente la mejor temporada de Aaron. Ese año bateó .322 con 44 jonrones y 132 carreras impulsadas, ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y llevó a los Bravos a su primer Campeonato de la Serie Mundial desde 1914. En su carrera de 23 años en Las Mayores, «Bad Henry» terminó con un promedio de bateo de .305, con 3771 hits conectados, 755 jonrones, 2297 carreras impulsadas ( líder histórico ), 240 bases robadas y recibió más boletos ( 1402 ) que ponches ( 1383 ). Además, Aaron es el líder de todos los tiempos en total de bases con un astronómico 6856. La leyenda del boxeo Muhammad Ali una vez llamó a Hank Aaron “El único hombre al que idolatro más que a mí mismo»…….¡ Viniendo de Ali, es digno de tener en cuenta !

3- Roberto Clemente: Ídolo de todos los boricuas, latinoamericanos y aficionados al béisbol en general. El pelotero que no vivió por mucho tiempo, pero dejó buenas acciones, buenos números y logros para la posteridad. «The great one» fue un excelente jugador, de los más completos que ha pasado por Las Mayores, gran bateador y magnífico defensor, con un potente y certero brazo. En su carrera de 18 años ( todos con Pittsburgh ), tuvo un promedio de .317, con 240 jonrones, 1305 carreras impulsadas, 1416 carreras anotadas, 3000 hits, 440 dobles, 166 triples y 83 bases robadas. Fue seleccionado para el equipo All-Star 15 veces, comenzando en el jardín derecho en siete de ellas. Clemente ganó 12 premios Guante de Oro consecutivos ( desde 1961 hasta 1972 ), cuatro títulos de bateo y 2 veces fue el que más indiscutibles conectó en la Liga Nacional. Su mejor temporada llegó en 1966 cuando ganó su único premio MVP. En esa campaña tuvo un promedio de .317, con 29 jonrones, 119 carreras impulsadas, 105 carreras anotadas, 202 hits y 7 bases robadas. Además, ganó dos campeonatos con los Piratas ( en 1960 y 1971 ), resultando MVP en el clásico otoñal de 1971. El 31 de diciembre de 1972, Clemente abordó un pequeño avión en ruta de Puerto Rico a Nicaragua para ayudar a las víctimas del terremoto. El avión muy cargado se estrelló cerca de la costa de Puerto Rico y el cuerpo de Clemente nunca fue recuperado.

Te puede interesar: Los 10 mejores de la historia: Antesalistas

4- Mel Ott: Me incliné por Clemente en el tercer puesto de esta lista, pero bien pudo ser «Master Melvin» ( apodo de Mel Ott ), sus números en el jardín derecho solamente son superados por Ruth y Aaron. Ott llevó a los Giants a tres banderines de la Liga Nacional y al título de la Serie Mundial de 1933, bateando .389 con dos jonrones y cuatro carreras impulsadas en la victoria de cinco juegos de los Giants sobre los Washington Senators. Dirigió a los Gigantes de 1942 a 1948, sirviendo como jugador de tiempo completo en cuatro de esas temporadas. Fue 12 veces All-Star, terminó su carrera de 22 temporadas ( todas con los NY Giants ) en las Grandes Ligas con un promedio de bateo de .304, 488 dobles, 1859 carreras anotadas y 1860 carreras impulsadas. Ott es uno de los cuatro únicos jugadores en la historia, y se convirtió en el primer jugador de la Liga Nacional, con al menos 1800 carreras anotadas, 1800 carreras impulsadas y 1700 bases por bolas. Lideró la Liga Nacional en cuadrangulares 6 veces, impulsadas una vez, anotadas en par de ocasiones, 6 veces en bases por bolas, una vez en SLG y en múltiples oportunidades fue líder en OBP, OPS y OPS+.

5- Valadimir Guerrero: Disfruté cada turno al bate que pude ver del dominicano, una versión mejorada en el cajón de bateo del cubano Lázaro Madera ( solo jugó en los torneos cubanos y alguna vez internacional con la Selección Nacional ). Pues sí, «Vladdy» lo mismo conectaba un envío en zona que otro casi imposible de batear por cualquier otro toletero. Pero así se las arregló para ganar 8 premios Bate de Plata y el MVP de la Liga Americana en la temporada 2004 con los Angels ( 39 HR, 126 CI y .337 AVG ). Guerrero participó en 9 Juegos de Estrellas y ganó el HR Derby en 2007. En su carrera de 16 temporadas bateó para un extraordinario promedio de .318, con 449 jonrones, 1496 carreras impulsadas, otras 1328 anotadas, 181 bases robadas y algo muy llamativo, Guerrero le hacía swing a cualquier envío, pero nunca se ponchó 100 veces en una campaña ( 985 en toda su carrera ). En 2002 con los Expos conectó 39 cuadrangulares y se estafó 39 bases, dando muestras del poder y la velocidad que poseía. Defensivamente mostró un potente brazo, con tiros impresionantes a las bases, ha logrado outs que han quedado en la memoria de los aficionados.

6- Tony Gwynn: Dueño de ocho títulos de bateo ( igualó marca de Honus Wagner para la Liga Nacional ), 7 premios Bate de Plata y 5 premios Guante de Oro. «Mr. Padre» jugó los 20 años de su carrera con San Diego, equipo con el cual fue seleccionado a 15 Juegos de Estrellas. De por vida promedió .338, disparó 3141 hits, 543 dobles, remolcó 1138 carreras, anotó 1383 y se estafó 319 bases. Además, recibió 790 bases por bolas y se ponchó solamente 434 veces. Lideró en 7 ocasiones la Liga Nacional en hits, una vez en carreras anotadas y un vez en OBP. Greg Maddux dijo una vez de Gwynn: “Es fácilmente el bateador más difícil para mí. No puedo pensar en nadie que me conecte más fuerte. Maneja el campo tan bien como cualquiera, y es capaz de permanecer encima del plato cuando el envío es adentro. Sus agujeros son muy pequeños».

7- Frank Robinson: ¿ Qué le faltó a «The Judge» por lograr en Las Mayores ? En 1956 fue Novato del Año de la Liga Nacional ( NL ), ganó 2 Series Mundiales, fue MVP en una de ellas ( 1966 ), ese mismo año ganó la Triple Corona ( 49 HR, 122 CI y .316 AVG ) y fue nombrado Jugador del Año en las Ligas Mayores. Robinson se llevó el MVP en par de ocasiones ( una vez en la NL y otra en la AL ), fue seleccionado a 14 Juegos de Estrellas ( MVP en el clásico de 1971 ) y como director ganó el premio Manager del Año en 1989. Sus 26 walk-offs hits, son la mayor cantidad registrada en la historia de la MLB. Durante los 21 años de carrera en Las Mayores promedió .294 de bateo, con 586 cuadrangulares, 1812 remolcadas, 1829 carreras anotadas y 204 bases robadas. Hay que señalar que Robinson no solo era un bateador de promedio y poder, también fue reconocido como uno de los corredores de bases más temidos de su época.

8- Reggie Jackson: «Mr. October» fue tan popular que hasta llegó a ser una estrella fuera del campo, apareciendo en películas y programas de televisión. Jackson fue 14 veces All-Star de la Liga Americana, miembro de cinco equipos campeones de la Serie Mundial y ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1973, donde lideró el circuito más joven en jonrones, carreras impulsadas y carreras anotadas. Después de cinco años en New York, Reggie se mudó al oeste y se unió a los California Angels. Durante su primera temporada con los Angelinos, Reggie una vez más lideró la liga en jonrones. Terminó su carrera donde comenzó, como miembro de los Athletics. En 21 temporadas de Grandes Ligas, Jackson totalizó 2548 hits, 563 jonrones, 1702 carreras impulsadas, 1551 carreras anotadas y 228 bases robadas. Era muy talentoso, tenía un poder descomunal en sus muñecas, era veloz corriendo, pero también hay que mencionar su talón de Aquiles, hacer contacto con la esférica era muy complicado para él, es el líder histórico de la MLB con 2597 ponches recibidos. Claro, esta deficiencia queda a un lado cuando la víctima es un toletero que fue 4 veces líder en jonrones de la Liga Americana.

9- Ichiro Suzuki: El nipón fue sensacional, un extraclase. Uno de los mejores «primer bate» de la historia. Ichiro debutó en la MLB a los 27 años e inmediatamente deslumbró a todos los espectadores al ganar MVP y Novato del Año en su primera campaña. A partir de ahí, lideró la liga en hits siete veces mientras acumulaba la asombrosa cantidad de 3089 hits en Las Mayores. Combinados con los 1278 hits que ya había conseguido en Japón, suman 4367 indiscutibles. Finalizó su carrera de 19 años en Las Mayores con un promedio de bateo de .311, anotó 1420 carreras, se robó 509 bases ( lideró la Liga Americana en 2001 con 56 ), ganó 3 premios Bate de Plata, 2 títulos de bateo, 10 premios Guante de Oro ( desplazamiento, seguridad, acrobacia, tiros certeros y con potencia, un RF espectacular ), fue seleccionado a 10 Juegos de Estrellas ( MVP del clásico de 2007 ). Su llamada a Cooperstown llegará en 2025 y no duden que sea de manera unánime, aunque tampoco me sorprendería que alguno ( s ) de los votantes no lo estimen así.

10- Sammy Sosa: Los números del dominicano son impresionantes, más allá de que sus detractores intenten demeritar las hazañas que logró durante su 18 años en las Grandes Ligas. La carrera de Sosa e incluso su vida posterior se han visto envueltas en una controversia tras otra. Todo esto puede pasarle factura para su posible selección al Salón de la Fama de Cooperstown. No obstante, produjo algunas de las mejores temporadas ofensivas en la historia de la MLB, tres veces superando los 60 jonrones y también dos temporadas de al menos 30 jonrones y 30 robos. «Slammin Sammy», como le llamaban, ganó 6 premios Bate de Plata, un HR Derby ( 2000 ), estuvo presente en 7 Juegos de Estrellas y fue nombrado Jugador del Año en las Ligas Mayores en 1998, mismo año que ganó el MVP en la Liga Nacional. En su carrera conectó 609 cuadrangulares, impulsó 1667 carreras, anotó otras 1475 y se estafó 234 bases. Además, ganó 2 títulos de jonrones, 2 de carreras impulsadas, 3 de carreras anotadas y 3 en total de bases.

De los 10 RF seleccionados, solamente Ichiro Suzuki y Sammy Sosa no son miembros del Salón de la Fama de Cooperstown.

Menciones: Sam Crawford, Sam Rice, Sam Thompson, Paul Waner, Al Kaline, Andre Dawson, Dave Winfield, Kiki Cuyler, Larry Walker, Enos Slaughter, Elmer Flick, Tony Oliva, Harry Heilman, Aaron Judge, Harry Hooper, Bryce Harper, Willie Keeler, King Kelly, Chuck Klein, Tony McCarthy, Mookie Betts, José Canseco y Ross Youngs.

1 comentario en “Los 10 mejores de la historia: Right Fielders”

  1. Francisco J Gonzalez

    Confirmado. Este tipo está BIEN perdido. Babe Ruth y Aaron…🤣🤣🤣🤣. Mel Ott y Reggie Jackson 😂😂😂😂.
    Bajo reconocimiento y abismal concenso entre cronistas deportivos, analistas, Asociación de Jugadores MLB, Hall of Fame Organization solo hay un nombre. ROBERTO CLEMENTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba