Por Gian Franco Gil

El próximo martes, 19 de julio, se celebrará en el “Dodgers Stadium” de Los Ángeles el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas de Béisbol. Por varios días MLB detendrá su calendario de competencias oficial para, como cada año, reunir a lo que más vale y brilla del certamen.

Contienda tras contienda, el Clásico de Mitad de Temporada se convierte en una fiesta, engalanada por el Juego de las Futuras Estrellas de la MLB, un partido de softball al que asisten celebridades, el Derby de Home Run y, por supuesto, el duelo entre los representantes de la Liga Americana y la Nacional.

Quizás lo más polémico de esa semana ocurre días atrás, cuando se conforman los equipos de una y otra liga. El sistema creado por las Grandes Ligas incluye la votación de los aficionados como principal protagonista en el proceso para evitar críticas de la prensa y el propio público a la hora de informar los nombres.

De igual forma, la gran empresa que lidera el comisionado Rob Manfred prefiere no salir del centro de la discusión y el pasado miércoles “se lanzó a la piscina” con una propuesta de los mejores 50 jugadores, organizados en un ranking de “mejor a peor”, que lidera el norteamericano Aaron Judge.

“Ahora bien, sabemos que todo el mundo tiene su propio criterio. El mío es una amalgama altamente subjetiva de una serie de factores: cómo está jugando cada pelotero en la primera mitad de este año, cómo ha jugado en su carrera y cuánto quiero verlo jugar en este momento, pues, después de todo, es por eso que tenemos el Juego de Estrellas”.

En este acercamiento al Juego de las Estrellas centraremos las miradas en los primeros 10 jugadores de los propuestos en la lista, especialmente en los latinos, pues cada uno de ellos tiene características diferentes, pero sin dudas reúnen los requisitos para entrar en el selecto club.

La pasada temporada, la estrella de los Bravos de Atlanta no pudo estar presente en la discusión del título de la Serie Mundial, pero este año regresó con más fuerzas luego de recuperarse de la lesión que lo alejó de los terrenos de juego.

Precisamente, la última fase de recuperación coincidió con el inicio de la temporada 2022 de las Grandes Ligas, así que se incorporó al conjunto de Atlanta unas jornadas más tarde. Ahora, en 57 juegos disputados, aproximadamente 30 menos que el resto de los jugadores en la Gran Carpa, acumula 60 indiscutibles, divididos en 10 dobles y ocho jonrones. Mientras, exhibe 22 remolques y 37 anotaciones, para un total de 51 carreras producidas.

Sin mostrar los números a los que nos tiene acostumbrados, en cada turno al bate escribe una historia diferente y su presencia en Los Ángeles será una gran atractivo para los miles de aficionados que se darán cita en el lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba