Por Robiel Vega

El mercado nos demuestra cada año que jugar la llamada posición premiun del juego y dominarla a la perfección es un excelente negocio en las Grandes Ligas y esta agencia libre sólo hizo afianzar esa tendencia.

Por segunda temporada baja en fila, hubo un grupo importante de torpederos estelares listos para sacar provecho de lo mejor del mercado, incluso, Carlos Correa renunció a dos años de contrato con los Twins, haciendo uso de la cláusula que le permitía salirse después de la primera temporada, para ingresar a la agencia libre y la verdad, valió la pena.

En total, Trea Turner (11 años y 300 millones), Xander Bogaerts (11 años y 280 millones), Carlos Correa (seis años y 200 millones) y Dansby Swanson (siete años y 177 millones) acumularon 957 millones garantizados combinados durante 35 años en total, estableciendo un nuevo estándar para lo que pueden dominar los agentes libres que juegan esta posición.

Otra posición dentro del cuadro que claramente vale la pena jugar, sobre todo por la veteranía con la que logran grandes contratos en la agencia libre es la primera base.

Rizzo, de 33 años, aseguró 40 millones y pueden llegar a ser 51 con los Yankees por dos años que podrían ser tres. Turner, de 38, firmó por dos años y 22 millones con red Sox, Abreu, de 36, aseguró tres años y 58 millones con los Astros y Carpenter, de 37, que aseguró un monto total de 12 millones al firmar el contrato con Padres, que podrían ser 18 si logra renovar en 2024 y si cumple ciertas metas en el 2023.

Interesantes tendencias ha dejado este mercado, que le ha dado vida a algunos grandes jugadores que antes eran catalogados de veteranos y además, ha reservado grandes sumas de dinero a los mayores exponentes de una de las posiciones más difíciles del béisbol, el campo corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio