SE ACABÓ la carrera de Yasmany Tomás en Arizona con el fin de su megacontrato

Al concluir el infructuoso acuerdo de seis campañas y 68.5 millones de dólares, el slugger pasó a integrar la lista de ocho agentes libres antillanos para esta temporada muerta.

Al concluir el infructuoso acuerdo de seis campañas y 68.5 millones de dólares, Yasmany Tomás pasó a integrar la lista de ocho agentes libres antillanos para esta temporada muerta.
Al concluir el infructuoso acuerdo de seis campañas y 68.5 millones de dólares, Yasmany Tomás pasó a integrar la lista de ocho agentes libres antillanos para esta temporada muerta. (web Screen Shot)

Por Juan Páez

Tal como sucedió con Rusney Castillo, el megacontrato multimillonario que apresaba a Yasmany Tomás con los Diamondbacks de Arizona llegó a su fin luego del último out de la Serie Mundial 2020 de las Grandes Ligas. Al concluir el infructuoso acuerdo de seis campañas y 68.5 millones de dólares, firmado en noviembre de 2014, el slugger pasó a integrar la lista de ocho agentes libres antillanos para esta temporada muerta.

Tomás, quien probará suerte en el mercado a punto de cumplir los 30 años de edad (14 de noviembre), tuvo seis años de desaciertos y decepciones con Arizona, una organización que no le dio el mejor trato ni la preponderancia que implica un contrato como el suyo.

El Tanque comenzó su paso con los desérticos participando en 118 juegos de discreta producción en 2015, a sus 24 primaveras. Al año siguiente, en 2016, tuvo una explosión ofensiva que emocionó a más de uno: 30 dobles, 31 jonrones, 83 impulsadas y 72 anotadas, además de una línea de .272/.313/.508 en 140 desafíos totales (131 juegos iniciados). En esa campaña, fue uno de apenas 20 peloteros con 62 extrabases en la Liga Nacional y el jugador de los D-Backs con la tercera mayor cantidad.

Pero su defensa empezó a ser un problema para él mismo y para su equipo. Lo probaron en tercera base, el jardín derecho, la pradera izquierda e incluso la inicial y nunca dio resultados positivos. Su guante era su peor enemigo. De hecho, en ese tremendo 2016 a la ofensiva, su mala defensiva lo llevó a convertirse en el cuarto jugador en la historia de las Grandes Ligas en tener un registro negativo en WAR (Victorias Sobre el Reemplazo, por sus siglas en inglés) pese a disparar, como mínimo, 30 cuadrangulares y 30 dobletes.

JugadorWARHR2BYearEq
Joe Carter-0.530351996TOR
Dante Bichette-2.334381999COL
Tony Batista-0.232302004MON
Yasmany Tomás-0.931302016ARI

Luego llegó el 2017 y fue el principio del fin para Tomás. Cuando llevaba 47 juegos, 11 dobles y ocho vuelacercas, sufrió una lesión que, complicación tras complicación, le obligó a perderse el resto de la campaña. Fue todo para él con Arizona, cuyo trato hacia el cubano se tiñó de desprecio con puertas cerradas en el equipo grande pese a que ya había probado lo que podía hacer con su bate.

Yasmany no supo lo qué era jugar en la Gran Carpa en 2018. Sin bateador designado en la Liga Nacional, pasó todo ese año en Ligas Menores, en una campaña discreta con el Reno, sucursal Triple A de la organización.

Prácticamente, lo mismo ocurrió en 2019, pero todo fue peor. En un año en el que el cubano se comió Triple A (24 biangulares, 29 vuelacercas, 82 remolcadas, .931 OPS en 102 compromisos), hizo tanto ruido que Arizona, por fin, lo llamó al equipo grande a finales de julio. Se lo había ganado, tras pelear por la cima del departamento de jonrones e incluso, por un tiempo, por la triple corona de bateo en la Liga de la Costa del Pacífico.

Puede llamarlo como usted quiera, pero en una decisión que fácilmente pudo connotar humillación en vez de reconocimiento, los Diamondbacks utilizaron a Tomás solo en cuatro ocasiones antes de mandarlo de vuelta a Triple A. Entre el 26 y el 28 de julio del año pasado, salió en tres ocasiones como bateador emergente. El 30 de ese mes, abrió como designado en Nueva York, ante los Yankees. Fue todo. Se marchó en blanco en seis turnos totales, con tres ponches, una experiencia amarga para el hombre de los 30 jonrones en 2016.

En 2020, no estuvo nunca entre unos desérticos que terminaron últimos en el Oeste de la Nacional, ni siquiera por la implementación del bateador designado en el viejo circuito. Finalmente, Tomás se llenó sus bolsillos y aseguró su futuro por solo jugar 32 por ciento de los encuentros de ronda regular que disputó Arizona durante su contrato: 309 de 972 desafíos totales.

¿Qué pasará con Tomás? A él le ayuda su edad y el hecho de que todos saben que puede batear para poder. Es una utopía pensar que firmará con un club de la Liga Nacional. Si el Tanque vuelve a cuadrar con una organización de la Gran Carpa, anótelo en la Liga Americana. Si no llegan ofertas, tal como podría pasar con Castillo, Asia debería ser el norte del fornido pelotero.

Estadísticas de Yasmany Tomás de por vida en las Grandes Ligas:

AñoEqJABRH2B3BHRRBIBAOBPSLGOPS
2015ARI11840640111193948.273.305.401.707
2016ARI140530721443013183.272.313.508.820
2017ARI471661940111832.241.294.464.758
2019ARI46000000.000.000.000.000
Total:309110813129560548163.266.306.459.765
[types field=’cc’][/types]

 

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*