Adolis NO TIENE FRENOS, Yuli remolca, Moncada rompe racha. Resumen cubano MLB

May 23, 2021
Adolis García sigue rompiendo los pronósticos y ya es líder en jonrones de la Liga Americana.

Aliet Arzola Lima

José Adolis García tiene activado el modo destructor y nadie en Grandes Ligas encuentra la fórmula para anularlo. Este sábado en la noche el avileño pegó otros dos batazos de vuelta completa e igualó al fenómeno japonés Shohei Ohtani como los máximos jonroneros de la Liga Americana con 14 vuelacercas.

Desde que debutó esta temporada, el pasado 13 de abril, nadie en las Mayores tiene más jonrones (14) e impulsadas (37) que el avileño, la auténtica explosión que necesitaban los Texas Rangers para al menos maquillar una temporada que en el orden colectivo no promete demasiado.

Sus víctimas más recientes fueron los Houston Astros, a quienes les conectó par de cuadrangulares clave en cinco viajes al plato. En la quinta entrada, con la pizarra 4-2, Adolis le desapareció la Rawlings a Lance McCullers Jr. y pegó el duelo 4-3, pero eso no fue suficiente. En el séptimo, igualó las acciones con otro bombazo por a 409 pies, ante el relevista Andre Scrubb.

Este último cuadrangular fue el punto de partida para una rebelión de Texas, que marcó otras cuatro carreras en la octava entrada para sentenciar el duelo contra los Astros por segunda jornada consecutiva.

Adolis está igualado con J.D Martínez como el cuarto mejor empujador de MLB, solo superado por Trey Mancini, Yuli Gurriel y Rafael Devers. El avileño ha escalado posiciones progresivamente, sobre todo en esta última semana, en la que suma diez remolques, líder de las Mayores empatado con el dominicano de los Twins, Miguel Sanó.

Ahora José Adolis batea .295/.333/.616 y se mantiene firme como el principal candidato a Novato del Año de la Liga Americana, porfía que promete ser muy cerrada con Yermín Mercedes y el también antillano Randy Arozarena.

En el propio encuentro entre los Rangers y los Astros, Yordan Álvarez y Yuli Gurriel también impulsaron carreras, aunque no conectaron imparables en siete turnos combinados. “El Ébano” remolcó la primera del choque con roletazo al cuadro en el mismo capítulo de apertura, cuando encontró la casa llena sin outs.

Tras Yordan, Yuli conectó un elevado de sacrificio al izquierdo y trajo la segunda anotación del partido. De esta forma, llegó a 22 impulsadas en mayo, segunda mayor cantidad en las Mayores desde inicios de mes.  

Yuli batea .325/.394/.546 en la presente campaña, una de las más notables desde que comenzó a jugar en Estados Unidos. El estelar inicialista tiene más boletos (21) que ponches (19), 22 extrabases y la quinta mayor cantidad de imparables (53) en MLB. Yordan, por su parte, presenta línea ofensiva de .320/.354/.542.

PITO SUMA, A MONCADA SE LE ROMPE UNA RACHA

En otra salida excepcional del pitcheo de los Yankees (llevan cuatro juegos consecutivos con una o menos carreras permitidas), “Pito” Abreu escapó de la hoguera y pegó par de imparables contra el as de los Mulos, Gerrit Cole, quien lo ponchó en una oportunidad. El cienfueguero le descifró dos rectas de más de 95 millas a uno de los más imponentes lanzadores en todas las Mayores y consiguió su sexto partido multi hits de los últimos nueve que ha jugado.

Abreu no pudo impedir la derrota 7-0 de los White Sox, pero mejoró ligeramente sus indicadores ofensivos (.255/.341/.469), justo un día después de arribar a sus primeros 1000 partidos en Grandes Ligas con números impresionantes: 1149 hits, 459 extrabases, 206 jonrones, 704 impulsadas, 548 anotadas y línea ofensiva de .293/.350/.518. Si todavía no lo saben, ese ritmo es de un Hall of Famer.

Por cierto, desde que debutó en las Mayores en el 2014, Abreu es segundo en impulsadas, tercero en hits, cuarto en extrabases, quinto en total de bases y octavo en jonrones.

El otro cubano de los White Sox que vio acción el sábado fue Yoan Moncada, quien se fue en blanco en tres turnos, con par de ponches y un boleto. El cienfueguero de 25 años dejó sus promedios en .290/.409/.421 y vio cortada así su racha de diez juegos consecutivos bateando de hit, la más larga entre todos los antillanos en la presente temporada y la tercera más prolongada de su carrera.

Antes, Moncada logró una cadena de 14 choques seguidos bateando de hit entre el 19 de junio y el 12 de julio del 2019, contienda en la cual registró también su segunda racha más notable en este sentido: 11 duelos en línea con al menos un imparable desde el 28 de mayo hasta el 10 de junio.

El resto de los cubanos que vieron acción en la jornada sabatina terminaron de la siguiente manera:

Randy Arozarena: después de su frenético ritmo productivo entre miércoles y jueves contra Baltimore (tres jonrones, 17 bases recorridas, ocho impulsadas, cinco anotadas y siete hits), Randy ha bajado las revoluciones en los dos duelos ante Toronto.

No obstante, este sábado conectó un sencillo en cinco turnos y anotó la carrera decisiva en la victoria de Tampa. En el octavo inning, Arozarena abrió con cohete al central, avanzó a segunda por un roletazo al cuadro y anotó por hit impulsor de Manuel Margot. Además, el pinareño se robó una base y dejó sus promedios en .275/.370/.443.  

Yandy Díaz: diez son los turnos consecutivos que lleva el villaclareño sin poder conectar de hit. Después de siete jornadas seguidas con al menos un imparable y con una producción consistente (cuatro extrabases, cinco remolques e igual cantidad de anotadas del 12 al 20 de mayo), Yandy se ha apagado contra los Blue Jays.

El sábado se fue en blanco en cuatro turnos y dejó a dos corredores en circulación (suma siete en los dos juegos ante Toronto). Su línea ofensiva es de .261/.379/.307.

Lourdes Gurriel Jr.: el menor de los Gurriel jugó su segundo partido en la inicial de la temporada y tan solo el sexto de su carrera, pero eso no significó una presión en la parcela ofensiva. Yunito pegó dos de los seis cohetes de Toronto en la derrota vs. Tampa y consiguió su quinto partido multi hits desde el 14 de mayo hasta la fecha.

De cualquier manera, los indicadores de Lourdes siguen estando por debajo de las expectativas, con promedios ofensivos de .235/.250/.322. Además, en el mes de mayo solo ha remolcado cinco carreras en más de 70 turnos oficiales.

Jorge Soler: enésima jornada en blanco para “El Crudo”, que sigue afrontando problemas ofensivos. Tres ponches en cuatro turnos se tomó el slugger de Kansas en la victoria de su equipo sobre Detroit.

Su línea ofensiva de .185/.267/.338 es la segunda peor de su carrera, solo superada por la de su primera contienda con los Royals (.144/.245/.258) en el 2017. Con 30 años y a las puertas de la agencia libre, Soler necesita corregir el rumbo cuanto antes.

Yadiel Hernández: en el duelo capitalino de los Nats vs. Orioles, el matancero salió por segundo dio consecutivo como emergente y volvió a responder. En la sexta entrada, con la pizarra 11-7, Yadiel entró por el lanzador Austin Voth, conectó sencillo al central y después anotó por un error en fildeo de Maikel Franco sobre roletazo de Jordy Mercer.

Aunque no ha logrado asentarse de titular, el yumurino no ha desentonado en 57 turnos oficiales, en los que batea .298/.349/.421.

José Iglesias: se fue en blanco en tres turnos y cometió un error (su décimo de la temporada) en la derrota de los Angels frente a Oakland. No obstante, “Candelita” se robó una base en el segundo episodio, remolcó una carrera con un roletazo al cuadro en la octava entrada, y poco después anotó, impulsado por un triple del Ohtani.

Iglesias llevaba cinco partidos consecutivos con al menos un imparable, racha que se cortó este sábado en la noche. Sus promedios quedaron así: .266/.294/.377

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *