Astros ganaron por PALIZA en Boston: Yordan y Yuli protagonistas del Juego 5

October 20, 2021
Entre los dos cubanos, sumaron seis hits en 10 turnos, con dos dobles y un cuadrangular como extrabases, pero más allá eso, remolcaron seis de las nueve carreras de su equipo

Por Robiel Vega/@robielcuba87

En el momento más crítico, cuando era imperativo que los Astros produjeran, cuando nadie más lo había hecho, el bateador llamado a ser el próximo Salón de la Fama cubano, el tunero  Yordan Álvarez, con jonrón y doblete trajo las tres primeras para su equipo en un partido (9×1) que determinaba quién llegaría con ventaja al Minute Maid Park el próximo viernes en la última etapa de la Serie de Campeonato.

Ya en la segunda entrada, abriendo tanda, el tunero hizo su primer aporte, con un tremendo batazo por encima del Monstruo Verde ante una recta de 94 millas en la zona de afuera que puso la primera carrera en la pizarra y sería un preámbulo de lo que vendría después.

El propio Yordan conectó imparable en el cuarto inning al izquierdo y fueron, durante los cinco primeros capítulos, los únicos que conectarían los Astros ante los envíos de Chris Sale. De hecho, fue el tunero el único en todo el partido que le pudo conectar de hit pues en la sexta, tras boleto a Altuve y error de Kyle Schwarber tras tiro de Devers ante conexión de Brantley, el designado y cuarto bate de los Astros decretó su salida del box tras doblete de línea, nuevamente por el izquierdo, que remolcó la segunda y la tercera de la tarde.

Te puede interesar: PA’LA CALLE: ENORME jonrón de Yordan Álvarez dio color a la pizarra en Fenway Park

Ya ante el relevista Ryan Brasier, llegaron cañonazos de Kyle Tucker y Yuli Gurriel, éste último para remolcar a Yordan desde tercera y llegar a 31 empujadas en su carrera en postemporadas. 

Pero esa entrada no terminaría ahí, pues otro cañonazo de Jose Siri remolcaría a Tucker y Yuli redondeando un racimo decisivo de cinco anotaciones que apuntalaría la victoria. Para la anécdota quedó el tercer jonrón de Devers en la Serie, pues poco podría significar ante la oportuna ofensiva de sus contrarios, quienes anotaron otra en la alta de la séptima por cañonazo de Altuve, un error en viraje del segundo relevista Hansel Robles y sencillo de Brantley quien trajo su cuarta carrera para el plato en los últimos dos partidos. 

Ya en la novena y para hacer más patente aún su paternidad con los Medias Rojas, Yuli Gurriel conectó su tercer imparable del partido, esta vez con la casa llena y con el que remolcó a Alex Bregman y a Carlos Correa con las dos últimas anotaciones del partido.

El espirituano, ante Boston, ya suma 23 de sus 63 imparables en juegos de Play Off, promediando para 397 y sumando nueve empujadas y ocho anotadas. Para Yuli, las Series de Campeonato han sido un tanto contradictorias, pues apenas batea para 241, pero ha remolcado 17 de sus 33 impulsadas y ha anotado en 12 oportunidades. 

Te puede interesar: EL PAPÁ DE BOSTON: Yuli Gurriel trajo la cuarta para Astros en CRUCIAL partido

En total, entre los dos cubanos, sumaron seis hits en 10 turnos, con dos dobles y un cuadrangular como extrabases, pero más allá eso, remolcaron seis de las nueve carreras de su equipo, por lo que sin dudas fueran las piedras angulares de la ofensiva de Houston en esta jornada.

El dominicano Framber Valdez tuvo una labor brillante desde la lomita por los Astros, lanzando ocho entradas de manera impecable, permitiendo apenas tres imparables, uno de ellos el cuadrangular de Devers que fue la única de Boston en el encuentro, ponchó a 5 y regaló un boleto. El noveno lo cerró sin problemas Ryne Stanek, quien retiró sin problemas a los tres rivales que enfrentó.

Un dato interesante de este duelo es que los Astros son el primer equipo en la historia de la postemporada de la MLB que va perdiendo en una serie y luego gana partidos consecutivos en la carretera por más de siete carreras cada uno.

Estos conjuntos se medirán el próximo viernes 22 de octubre a las ocho y ocho de la noche, hora de Cuba, en el Minute Maid Park, donde los Astros, en su casa, tienen como objetivo alcanzar una victoria que los lleve a la Serie Mundial por tercera vez en los últimos cinco años. Boston, por su parte, van por la hombrada de vencer dos veces a los locales que se tornan muy complicados de derrotar en sus predios.

Es todo por ahora, ya nos veremos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba