Boston blanqueó a Rays y se acerca a Yankees, Este de la Liga Americana ENCENDIDO

September 3, 2021
La novena de Boston se encomendó al trabajo de sus lanzadores, quienes respondieron y le propinaron la cuarta blanqueada a los Rays en esta temporada

Por Gian Franco Gil/ @Gian_Gil98

Los Medias Rojas de Boston derrotaron 4×0 a los Rays de Tampa Bay, por segunda noche consecutiva. Con ese resultado, la División Este de la Liga Americana se calentó un poco más, pues los vencedores en el choque se colocaron a un juego y medio de los Yankees de New York, en una dura pelea por obtener el boleto que avala la presencia de un equipo en la postemporada de las Grandes Ligas.

La novena de Boston se encomendó al trabajo de sus lanzadores, quienes respondieron y le propinaron la cuarta blanqueada a los Rays en esta temporada. En tanto, los visitantes del “Tropicana Field” fabricaron cuatro carreras en la primera mitad del encuentro para doblegar a los Locales.

Por los Medias Rojas se destacaron a la ofensiva JD Martínez y Bobby Dalbec, ambos con dos imparables en cuatro turnos. El primero de ellos impulsó una, mientras el novato remolcó dos compañeros. La otra carrera fue remolcada por el primer hombre en la alineación, Hunter Renfoe, quien bateó par de inatrapables en cinco visitas al cajón de bateo.

También te puede interesar: LA META ES OCTUBRE: Fildeazo de Randy no fue suficiente, Boston rompió racha de Rays

A su vez, los bateadores de la franquicia de la Florida solo consiguieron cinco indiscutibles en el encuentro. A pesar de no batear seguro, la atención se la llevó el novato Wander Franco, luego de recibir un boleto y fallar en dos turnos oficiales, extendiendo su racha de partidos embasándose a 33 encuentros, igualando la tercera mejor marca de todos los tiempos en el mejor béisbol del mundo.

El éxito en el encuentro fue a la cuenta de Eduardo Rodríguez, el abridor de Boston que consiguió una apertura de calidad, luego de trabajar seis entradas completas, sin carreras, seis ponches propinados y cuatro hits permitidos, para reducir su promedio de carreras limpias a 4.88.

La faena la completó Garret Richards, con un trabajo exhaustivo durante tres capítulos, dominando cuatro rivales por la vía de los strikes, con un solo imparable permitido, para anotarse el salvamento en el encuentro. Mientras, la derrota fue a la cuenta de Shane McClanahan.

Por otra parte, los cubanos que juegan en Tampa fueron silenciados por el pitcheo de Boston en la noche del jueves. El hombre proa, Randy Arozarena se fue en blanco con tres oportunidades en la caja de bateo, por lo que su promedio ofensivo descendió a .270. A su vez, Yandy Díaz logró marcar la casilla de los imparables en una oportunidad, pero no fue suficiente para aportar carreras a su conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba Secured By miniOrange