Por Reynaldo Cruz

Aún así, Harper jugó 99 partidos, con 18 cuadrangulares y 65 empujadas, promediando .286. En lugar de tomarse un descanso y proteger su carrera, jugó toda la postemporada y fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional (NLCS), al tiempo que pegaba jonrón en cada una de las etapas de los play off: uno en el Juego de Comodín y en la Serie Mundial, y dos tanto en la Serie Divisional como en la de Campeonato.

Pese a que las dolencias no disminuyeron su rendimiento, sí fueron un factor en que no produjera como tiene acostumbrados a los fanáticos, su ausencia se sentirá muchísimo en Philadelphia, pues se trata del jugador más importante de la franquicia. Además, Harper había dado su compromiso para representar al Team Usa en el venidero Clásico Mundial de Béisbol, a celebrarse en marzo próximo, y para el cual ya está completamente descartado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba