Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

El inicialista de los Brewers Rowdy Tellez se caracteriza por ser un bateador de poder, con un físico impresionante (6.4 y 255 lbs). En la primera entrada el bateador zurdo y tercero en el lineup de su equipo conectó su cuadrangular número 22 de la campaña. Con un corredor en circulación (Christian Yelich), Téllez depositó la esférica hasta los 432 pies de distancia por el jardín derecho con una velocidad de salida de 113.5 mph.

Pero estas fuertes conexiones ya son habituales para el fornido jugador nacido en Sacramento, CA hace 27 años. Lo curioso del encuentro ante el conjunto visitante de Cincinnati fue la base que logró robarse en la parte baja de la tercera entrada con el marcador favorable a su equipo 5×0. Fue el primer robo que logra Tellez en los últimos tres años, desde que lo hiciera el 12 de junio de 2019 jugando para los Blue Jays en Baltimore. En su carrera ahora tiene dos bases robadas y lo han capturado en dos ocasiones, por lo que puso récord personal de robos de base en Grandes Ligas.

El receptor de los Reds Michael Papierski no lanzó a la segunda base, no había nada que hacer. Rowdy cogió todo el tiempo del mundo y el lanzamiento del lanzador fue lento. El jugador de Milwaukee celebró como un niño, levantando sus brazos y sonriendo, ante los más de 33,000 fanáticos sorprendidos que se dieron cita en el American Family Field. El mismo jugador comentó que estará pendiente de la cantidad de memes que saldrán en las redes sociales a causa de esta base robada.

«Solo tengo dos en mi carrera, así que todavía estoy sin aliento», dijo Rowdy a MLB.com. «Recibí un montón de razzing y mi teléfono está explotando. No se trata de batear jonrones, sino de eso», agregó. «La velocidad mata. No puedo esperar a ver todos los memes con hamburguesas con queso y perritos calientes frente a mí, mientras corro. Van a estar en todas partes, así que va a ser divertido», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba