DESDE EL BANCO: 3 coaches cubanos animarán la temporada MLB 2022

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

A lo largo de la historia de las Grandes Ligas de Béisbol son varios los managers y entrenadores nacidos en Cuba que han ofrecido sus servicios a diferentes franquicias. Con la inclusión de las llamadas Ligas Negras en la base de datos de MLB, el total de managers y entrenadores cubanos que han trabajado con equipos de Las Mayores ha aumentado considerablemente.

El listado de los que se desempañaron como manager incluye a Bernardo Baró, Pelayo Chacón, Martín Dihigo, Reinaldo Drake, José María Fernández, Pedro «Preston» Gómez, Fredi González, Miguel Ángel «Mike» González, Marty Martínez, José Méndez, Tony Pérez, Ramiro Ramírez, Cookie Rojas y Carlos Tosca. Aunque todos no tuvieron carreras estables cumpliendo esta función, sí dirigieron oficialmente al menos un juego de Grandes Ligas.

Muchos de estos directores de equipo también fungieron en algún momento como entrenadores. Lo más probable es que a la mayoría de los lectores le venga a la mente los nombres de Ariel Prieto y Euclides Rojas, ambos trabajaron como coach de pitcheo en MLB en los últimos años. Pero ahora mismo, para la venidera temporada 2022, son tres los nacidos en la isla caribeña que se desempeñarán como coach en la mejor liga de béisbol del planeta. Conozcamos sus nombres y parte de sus respectivos currículums.

Comenzamos con el ex manager de los Marlins y Braves, Fredi González. Experiencia tiene de sobra el nacido en Holguín (según Baseball Reference nació en La Habana) hace 58 años, pero lo cierto es que se trasladó a los Estados Unidos cuando contaba solamente con 2 años de edad. Diez temporadas como director en MLB (710 victorias y 692 derrotas) son más que suficientes para formar parte del grupo de entrenadores de cualquier conjunto de béisbol.

Te puede interesar: El próximo Luis Robert cubano jugará para los Cardinals

En esta ocasión será uno de los coaches de los Baltimore Orioles. Fredi fue seleccionado entre los cinco mejores managers de la Liga Nacional en cuatro oportunidades, por lo que su destacada trayectoria al más alto nivel le resultará muy provechosa al conjunto de Baltimore. Coach de banca será una nueva tarea para Fredi, pero los Orioles confían en la experiencia y sabiduría del cubano.

Por su parte, José Castro será el coach asistente de bateo de los actuales campeones de la Serie Mundial, los Atlanta Braves, equipo con el cual se desempeña desde 2015. Con anterioridad, Castro había sido entrenador de bateo de los Seattle Mariners en 2008 y entrenador de control de calidad con los Chicago Cubs en 2014. Es de esperar que el trabajo que enfrentará esta campaña no es algo nuevo para el nacido en la Habana el 5 de mayo de 1958. Castro desertó de Cuba con su familia en 1965, cuando contaba con siete años de edad.

El otro coach nacido en Cuba que se desempeñará en MLB esta temporada es Eddy Rodríguez. Su función será específicamente en el área de la receptoría y los Marlins le tienen mucha confianza al joven de 36 años. Al igual que los dos coaches mencionados anteriormente, Eddy llegó a Estados Unidos desde muy pequeño, con solo 8 años de edad. Pero a diferencia de Fredi González y José Castro, Eddy estuvo a punto de perder la vida durante la travesía que lo llevó al país donde vive hoy. Por suerte, fue rescatado junto a su familia por la guardia costera estadounidense.

El villaclareño finalizó su carrera como jugador en 2017 (en MLB solo disputó 2 encuentros en 2012 con San Diego Padres). Desde entonces ha estado vinculado como entrenador de receptores, tarea que cumple satisfactoriamente, mostrando vastos conocimientos en esta función. Ya en 2019 Eddy había sido coordinador de receptores en las Ligas Menores (Los Angeles Angels) antes de llegar a los Marlins previo a la campaña de 2020.

Te puede interesar: NUEVOS EQUIPOS: Matt Chapman y Kyle Schwarber noticias del día

2 comentarios en “DESDE EL BANCO: 3 coaches cubanos animarán la temporada MLB 2022”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba