FLACO Y LESIONADO, pero FIRMÓ: Increíble historia de un grandesligas cubano

Por Migue Guerra

A pesar de ser una figura pública, siempre se ha mantenido lejos de polémicas, trabajando duro e incansablemente hasta alcanzar el sueño de ser nada más y nada menos que campeón de Serie Mundial con los Washington Nationals en el año 2019, ingresando a la vez en un selecto grupo de cubanos que han logrado este importante lauro.

Un zurdo con brazo potente, un curva pronunciada y excelente control, por solo mencionar algunas de sus virtudes deportivas, pero donde más destaca es en sus cualidades humanas, como así lo describen las personas más cercanas al estelar atleta.

Humilde, perseverante, disciplinado, entregado al deporte y a su familia, son solo algunas de las características del fenomenal lanzador guantanamero Roenis Elías

También te puede interesar: «No tenía qué dar a mi madre un 31 de diciembre», CONFESÓ expelotero de Industriales que salió de Cuba

En su actuación con los Indios de Guantánamo participó en solo dos Series Nacionales con un total de 41 encuentros en los que vió acción. Ganó siete juegos y perdió diez, manteniendo una efectividad de 7.37 en 282 entradas lanzadas, con WHIP de 2.05 y un total de 66 ponches. 

Gracias a la genial entrevista que nos concedió el sobresaliente lanzador zurdo en el espacio nocturno el Show de Swing Completo, pudimos conocer muchos detalles de su vida personal y de su desempeño atlético. Roenis nos compartió anécdotas que valen la pena escuchar en más de una ocasión, pero hubo una en especial que nos cautivó de una forma diferente.

Principalmente porque entendemos que muchos cubanos se sentirán representados con esta historia, ya que abarca una gran parte de como sucedió la salida de Cuba del guantanamero, un hecho experimentado por cualquier cubano que viva fuera de la isla.

Como él mismo lo manifestó, cuando salió de Cuba no tenía un aspecto de pelotero, haciendo alusión a su estado físico el cual era muy mejorable.

También te puede interesar: «La cajas eran para vender, para nosotros los de la bodega», CONFESARON EN EXCLUSIVA dos estrellas del beisbol cubano

¿Cómo fue ese tránsito desde que saliste hasta que lograste firmar?

«Cuando salí de Cuba llegué a México, llegué a Cancún ahí me pasé casi dos meses encerrado en un hotel porque no tenía papeles. Era un proceso difícil porque uno no podía hacer muchas cosas de las que hacía en Cuba, porque no tenía papeles. Desde que tú sales a la calle saben que no eres de ahí».

«Luego me trasladé a Monterrey y empezamos el entrenamiento con el gran entrenador Miguel Valdés, ahí estuvimos trabajando por 7 meses, fueron unos meses bien duros porque llegué bien flaco, todo el mundo me decía que tenía que subir de peso».

«Incluso cuando llegué con el agente que nos tenían, me dice que tenía que ir a Dominicana porque no tenía la pinta de pelotero, por lo flaco que estaba. Pero cuando empecé a entrenar vieron que la bola me caminaba».

También te puede interesar: «Se pasó de tragos y tuvimos un altercado, CONFESÓ pelotero de Industriales ENCONTRONAZO con jugador santiaguero

«Entonces empezaron a buscar la manera para que yo subiera de peso, hacía gimnasio tres veces al día».

«Un día Miguel Valdés me dice: “tú vas a tirar 95 millas, la acción de brazo que tú tienes es demasiado buena, vamos a trabajar con tu cuerpo y verás que vas a tirar duro”». 

«Seguimos entrenando y en lo que había una presentación vinieron varios a equipos a verme y todo el mundo decía que estaba flaco, y yo decía: “pero yo vine acá a jugar pelota, no para ser modelo”».

«En ese tiempo conocí a mi señora esposa, ya éramos noviecitos cuando me toca la hora de la firma, fueron doce equipos a Monterrey a vernos, éramos como ocho cubanos». 

«Hicimos un tryout, yo hice la presentación con un dolor en el brazo, un dolor en el codo que me tenía loco y me decían: “oye, pero tú estás seguro que puedes tirar pelotas así”».

También te puede interesar: «Prepárate que tú eres el center field del CLÁSICO», la increíble PREDICCIÓN del padre de grandesligas cubano

«Yo dije: “hermano mire yo lo que estoy loco por salir de aquí, sino puedo tirar con la zurda, voy a tirar con la derecha, voy a tirar con la que sea, yo lo que quiero es irme, que me firmen para irme de aquí”».

«Hermano así mismo con dolor en el brazo, me puse mentol para que se caliente el brazo, tiré cuatro entradas así, con el dolor de mi alma, me dieron un solo hit. Yo dije, bueno sino firmo con esto me voy a poner a trabajar en el Walmart o vender maní, algo voy a hacer, pero sino firmo con esto algo va a pasar».

«Se fueron los scouts, todo el mundo contento y esperamos a ver que pasaba. Eso fue a finales de abril, llamaron los Marineros, habían llamado Yankees pero estaban ofreciendo muy poca plata. Los Marineros nos dieron la plata que estábamos buscando. Me dicen que me quieren llevar, yo les digo: “no, que me lleven ya, yo estoy loco por irme. ¿Dónde hay que firmar para irse de aquí?”».

También te puede interesar: HABLÓ Lazo de pelotazo INTENCIONAL: «Lo retiré del béisbol, no jugó más, bien merecido»

«El tres de mayo, el mismo día del cumpleaños de mi madre, firmé mi contrato con los Marineros de Seattle. Yo dije: “Dios mío al fin, esto es una señal que tenía que irme de aquí ya”. Así fue la trayectoria mía, me pasé siete meses en Monterrey viviendo, pero gracias a Dios ahí conocí a mi esposa y firmé el mismo día del cumpleaños de mi madre».

Muy interesante la historia contada por Roenis Elías que sin lugar a duda revuelve muchos bellos sentimientos, especialmente en los cubanos y fanáticos del béisbol.

Para complementar esta increíble anécdota cabe recalcar que luego de su participación con los Marineros de Seattle, también lanzó con los Medias Rojas de Boston y con los Washington Nationals, manteniendo unos buenos números en su carrera en la MLB. De por vida en la gran carpa lanza para un promedio de carreras limpias de 3.97, en un total de 126 juegos en los que ha visto acción. Ha ganado 22 encuentros, perdido 24 y salvado 14. Además de mantener un WHIP de 1.32 y poseer 325 ponches en su historial como lanzador.

No olvides dejar tu opinión en la caja de comentarios, acerca de esta increíble historia.

En el siguiente video podrás disfrutar del show completo con Roenis Elías:

También te puede interesar: «Se acabó el béisbol, ya no puedo jugar más. Víctor Mesa metió las manos por mí», confesó lanzador cubano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba